Boeing se muestra dispuesto a cambiar el nombre del 737 MAX

La compañía se plantea el cambio tras los dos accidentes fatales que provocaron el veto de varios países sobre este modelo de avión

Imagen de archivo de un Boeing 737 MAX.
Imagen de archivo de un Boeing 737 MAX. AFP

Tras sufrir un duro golpe reputacional con dos fatales accidentes en menos de cinco meses que costaron la vida a 346 viajeros, Boeing se plantea limpiar la imagen del modelo Boeing 737 MAX con un cambio de nombre, según desvela el director financiero de la compañía, Greg Smith, en declaraciones a Bloomberg. 

El movimiento, basado en una encuesta realizada entre viajeros y aerolíneas, pretendería adelantarse a la decisión de los organismos supervisores de una cincuentena de países que vetaron el funcionamiento de la aeronave y que todavía deben de fijar una fecha para el levantamiento de la sanción. 

"Diría que somos muy abiertos de mente frente a cualquier sugerencia que nos hagan llegar", ha afirmado Smith en una entrevista celebrada durante el Paris Air Show. "Estamos decididos a hacer lo que tengamos que hacer para restaurar la imagen, si eso significa cambiar la marca para restaurarla, entonces es lo que haremos. Si no fuera lo que tenemos que hacer, entonces nos centraremos en lo que tenga una alta prioridad", ha proseguido Smith.

Por el momento, los ejecutivos de la compañía insisten en que no tienen planes inmediatos para dejar de lado el nombre de MAX por alguno que genere menos controversia. El daño a la imagen de Boeing y de las aerolíneas que compraron el modelo sólo es uno de los aspectos de la crisis que un equipo de la compañía gestiona desde una sala de control en Seattle. 

Smith asegura que mantiene llamadas diarias con Dennis Muilenburg, el director ejecutivo de Boeing, y con Greg Hyslop, el responsable del ala de ingeniería del gigante aeroespacial. Además, la compañía ha contratado asesores externos para ayudar con asuntos técnicos y reputacionales, junto con el equipo experto en gestión de crisis Sard verbinnen.

Normas