Industria

Las cuentas de Boeing se resienten tras la crisis del 737 MAX y se preparan para fuertes provisiones

El beneficio en el primer trimestre cae un 13%, hata 2.149 millones de dólares

Un Boeing 737 MAX 8 en la planta de la compañía en Renton (Washington, EE UU).
Un Boeing 737 MAX 8 en la planta de la compañía en Renton (Washington, EE UU).

El gigante estadounidense Boeing siente ya en sus cuentas la crisis generada por los dos gravísimos siniestros protagonizados por su modelo de avión más demandado, el 737 MAX. Al cierre del primer trimestre el fabricante ha declarado 2.179 millones de dólares de beneficio neto, lo que supone un descenso del 13% respecto al periodo comparable de 2018. Ahora todo es incertidumbre mientras se trata de reactivar la producción de un actualizado 737 MAX 8 y 9, paralizado tras los accidentes aéreos de octubre del año pasado en Indonesia y de marzo en Etiopía.

Las estimaciones económicas para el presente ejercicio han sido anuladas al no incorporar las esperadas provisiones por el parón del programa de producción del citado avión. Al respecto, Boeing ha señalado que las cifras se actualizarán próximamente y reconoce la incertidumbre sobre cuándo y en qué condiciones volverá a estar en servicio la flota de 737 MAX.

Por el momento, asegura progresos en la actualización del software del avión, dice mantener la colaboración con reguladores y aerolíneas y avanza en la configuración de un "solido paquete de recursos de formación y entrenamiento" relacionado con el polémico modelo. La empresa asegura que ha realizado ya más de 135 vuelos de prueba con el aparato actualizado.

Los ingresos en el primer cuarto del año caen un 2%, hasta 22.917 millones de dólares, y el beneficio de las operaciones decrece un 18%, marcando ahora 2.350 millones. El margen operativo de Boeing en el trimestre es del 10,3%, desde el 12,3% declarado al cierre de marzo de 2018. La empresa ha destacado en su presentación de esta mañana que ha sido capaz de generar 2.800 millones de caja (un 11% menos) y ha repartido 1.200 millones de dólares en dividendos, que suben un 20%.

La entrega de aviones ha descendido de las 184 unidades del primer trimestre de 2018 a 149. Boeing tiene pedidos por 5.600 aviones, valorados en cerca de 400.000 millones de dólares.

Normas