Las reformas locales pendientes quedan en manos de gobiernos en minoría o de coalición

La rebaja de la deuda, el aumento del transporte público y la regulación del turismo, entre las asignaturas de los nuevos consistorios

Las reformas locales pendientes quedan en manos de gobiernos en minoría o de coalición

La constitución el pasado sábado de los más de 8.000 ayuntamientos existentes en España arroja un matiz multicolor en los gobiernos locales, mucho más variado que el existente en la pasada legislatura. Brillan en mayor medida los gobiernos en minoría y los pactos entre dos o más formaciones políticas, que suelen dificultar la acción de gobierno. Y es que las necesidades de pactos y coaliciones para alcanzar el bastón de mando municipal van a condicionar las reformas locales pendientes. Y son muchas.

Aunque la situación financiera ha mejorado respecto a hace cuatro años (arrojan en su conjunto superávit fiscal) persisten problemas de morosidad. Hay, incluso, una veintena de ellos (la mayoría en Andalucía, Extremadura y Madrid) con graves dificultades de pago a proveedores. Ejemplos son Parla (Madrid) o Jaén capital, en donde la deuda se encuentra en el 1.015% y 489% del PIB, respectivamente.

En otros muchos, los consistorios recién formados han de poner en marcha lo prometido: nuevos emplazamientos sociales, más transporte público, agilización de trámites administrativos, apoyo al comercio minorista, regulación del turismo y de la economía sumergida, entre otras cuestiones, que suelen ser vistas con perspectiva diferente entre las formaciones que han apoyado a un mismo Ejecutivo local.

El PP consiguió este sábado, gracias a los pactos con Ciudadanos y Vox, hacerse con las alcaldías de cuatro de las ocho grandes capitales españolas. Los populares han recuperado la alcaldía de Madrid, de la mano de José Luis Martínez-Almeida, que perdieron en 2015, así como la de Zaragoza con Jorge Azcón, donde no gobernaban desde 2003. Además conservan el bastón de mando en Málaga y Murcia, donde gobiernan desde 1995.

Por su parte, el PSOE, PNV y Compromís han mantenido, respectivamente, Sevilla, Bilbao y Valencia, mientras que Ada Colau al frente de ‘Barcelona En Comú’ ha hecho lo propio en la Alcaldía de Barcelona, gracias al pacto de última hora con el PSC y el voto favorable de tres de los seis concejales de la candidatura de Manuel Valls.

El PP recupera poder en grandes ciudades tras pactar con C’s y Vox

La recuperación de poder político local por el PP en grandes ciudades, gracias a los pactos con Ciudadanos y Vox no le ha impedido ceder terreno en otros territorios, sobre todo en ciudades de tamaño medio, recuperadas por el PSOE. Los dos ámbitos donde más poder han perdido los populares han sido Castilla-La Mancha y Castilla y León. En la primera han perdido las alcaldías de Guadalajara, Cuenca y Albacete. Las dos primeras cuentan con alcalde del PSOE y en la tercera, los socialistas se alternarán dos años con Cs.

En Castilla y León, los populares han perdido Avila (Por Avila), Burgos (PSOE) y Palencia (Cs) con apoyo del PP. Además, en Melilla, el único representante de Ciudadanos le ha arrebatado la presidencia de la ciudad autónoma tras pactar con Coalición por Melilla y los socialistas.

También han sido desalojados por el PSOE, de Logroño, Cáceres y Jaén, aunque los populares han recuperado Córdoba y los socialistas han perdido Granada, donde va a gobernar C’s con apoyo de PP y Vox.

Martínez-Almeida agilizará la Operación Chamartín en Madrid

El PP ha perdido también Orense, tras dar su apoyo a Democracia Orensana. Por su parte, los denominados “ayuntamientos del cambio”, gobernados por candidaturas de confluencias próximas a Podemos, confirmaron este sábado el revés sufrido en las elecciones del 26 de mayo y sólo dos, Barcelona y Cádiz, han logrado revalidar las alcaldías. Sea como fuere, los pactos locales recobran importancia, ante la ausencia de mayorías claras (Vigo, es una de las excepciones con el socialista Abel Caballero al frente).

Así, el PSOE ha conseguido la alcaldía en 20 municipios de grandes ciudades, gracias al apoyo de formaciones de izquierda. El PP ha hecho lo propio con 13 alcaldías, gracias a Cs y Vox. En ciudades como Albacete y Ciudad Real, PSOE y C’s se alternarán dos años cada uno.

Reparto de cargos en Madrid

En Madrid, el nuevo alcalde Martínez-Almeida hizo público este domingo el reparto de cargos: cinco áreas y la portavocía para el PP (Hacienda, Obras, Medio Ambiente y Movilidad, y Seguridad), y cuatro para Ciudadanos, sin detallar el papel de Vox. También confirmó que aprobará con urgencia la Operación Chamartín (rebautizada como Madrid Nuevo Norte), que quedó pendiente de la etapa Carmena.

Limpieza y tráfico

Sin embargo, los tres problemas a los que los madrileños demandan soluciones inmediatas son, por este orden, la limpieza, la contaminación y el tráfico. Sobre este último, la controversia se centra en la decisión de eliminar el tráfico privado del centro, la famosa almendra Madrid- Central, elogiada por unos y criticada por otros, sobre todo por comerciantes y autónomos. Almeida ha prometido sustituir Madrid-Central, aunque no se sabe aún cual será la alternativa.

En Barcelona, el acceso a la vivienda y el turismo masificado son los dos grandes asuntos que tendrá que abordar de nuevo Colau y las formaciones en las que se apoya.

Normas