Iberdrola instala las primeras turbinas en su nuevo parque eólico en el mar del Norte

La eléctrica adjudica a Windar un contrato de 100 millones para un proyecto en Estados Unidos

Embarque en el puerto inglés de Great Yarmouth del primer aerogenerador para el parque de eólica marina EA1 de Iberdrola.
Embarque en el puerto inglés de Great Yarmouth del primer aerogenerador para el parque de eólica marina EA1 de Iberdrola.

Iberdrola ha comenzado a instalar los primeros aerogeneradores en su segundo parque de eólica marina en el Mar del Norte. El ritmo de implantación de las turbinas a 50 kilómetros de las costas del Reino Unido dependerá de las condiciones climatológicas, que cuando empeoran hacen muy difíciles los trabajos en altamar.

El proyecto East Anglia One (EA1) entra por tanto en su fase final. Supone la mayor inversión renovable en la historia de Iberdrola. Con un presupuesto de 2.500 millones de libras (más de 2.800 millones de euros con el actual tipo de cambio), entrará en operación el próximo año para generar 714 megavatios (MW).

Con esa capacidad, será el segundo complejo de off shore más grande del mundo y cubrirá con energía limpia la demanda de 630.000 hogares británicos. Las obras y la logística de EA1 ha generado 1.300 empleos en varios países de Europa, entre ellos España. Windar ha suministrado desde Avilés (Asturias) las cimentaciones sustentadas en el fondo marino, sobre las que luego se anclan los jackets (plataformas), 42 de ellos fabricados por Navantia en Fene (Galicia).

El grupo público también ha construido, en sus astilleros de Puerto Real (Cádiz), la subestación que permite el transporte a tierra de la energía generada en altamar. Los jackets se elevan sobre la lámina de agua y funcionan como una “mesa” sobre la que se colocan los aerogeneradores.

Esta es la fase en la que se encuentran ahora las obras de EA1. Las piezas que componen las turbinas, cuyo proveedor ha sido Siemens Gamesa (SG), ocupan estos días las instalaciones del puerto inglés de Great Yarmouth.

En sus muelles se realiza el ensamblaje completo del aerogenerador, cada uno con una capacidad unitaria de 7 MW, para su posterior embarque y traslado en buques especiales hasta su ubicación entre las aguas del Reino Unido, en una extensión de 300 kilómetros cuadrados, equivalente a 40.000 campos de fútbol.

Iberdrola proyecta en esa zona del Mar del Norte otros dos parques de off shore, que suman 2.100 MW de capacidad. Los planes en eólica marina de la multinacional que preside Ignacio Galán se extienden por aguas de Estados Unidos (EE UU), Alemania y Francia.

La corporación española ha adjudicado a Windar un nuevo contrato, en este caso por un importe de 100 millones y para el suministro de 84 cimentaciones, como ha adelantado este viernes CincoDías. El pedido generará medio millar de empleos en la zona industrial de Avilés.

Las cimentaciones equiparán el complejo Vineyard, ubicado frente a las costas del Estado de Massachusetts (EE. UU.). Será el primer parque de off shore de Iberdrola en ese país y generará 800 MW para suministrar electricidad a un millón de hogares. En la actualidad, Iberdrola tiene dos parques de eólica marina en actividad. Uno en el mar del Norte y otro en el mar Báltico. En su plan de inversiones de 34.000 millones hasta 2022, las renovables concentran el 39 % de su presupuesto.

Normas