Las grandes eléctricas pierden cuota de mercado pero aún mantienen el 86,5%

Las comercializadoras independientes arañan 40.000 puntos de suministro a las tradicionales y suman una cuota del 13,5%. El mercado regulado pierde 1,7 millones de clientes.

Un operario cambiando un contador.
Un operario cambiando un contador.

A finales de 2018, el mercado eléctrico contaba con 29,4 millones de puntos de suministro, de los cuales, un 61,7% (18,1 millones) eran suministrados por un comercializador en el mercado libre, mientras que el 38,3% restante (11,3 millones) correspondía a los acogidos al PVPC (Precio Voluntario al Pequeño Consumidor), que ofrecen las comercializadoras reguladas o COR.

Según el informe de supervisión de la CNMC, las COR, filiales de las grandes eléctricas (Endesa, Iberdrola, Naturgy y EDP) y Repsol, perdieron 40.000 clientes en el cuarto trimestre del año, mientras que las independientes aumentaron un 4,5% el número de clientes (105.000) y alcanzaron una cuota de mercado del 13,5% (en total, 2,444 millones de clientes). Según el informe, las eléctricas independientes han crecido “fuertemente” en el ámbito empresarial: un 31,6% en el segmento pyme y un 27,6% en el industrial. En el doméstico, apenas el 12,6%.

No obstante, las grandes del sector controlan el 86,5% de mercado libre, pese al descenso desde el 90,5% que tenían hace tres años.En ese periodo, el mercado regulado se ha reducido un 13%, hasta 1,7 millones clientes. Así, ha pasado de los 13 millones de 2015 a 11,3 millones en 2018.

En cuanto a la situación del mercado del gas, a finales del año pasado este contaba con 7,9 millones de puntos de suministro: el 79,8% (6,3 millones) en el mercado libre y el 20,2% (1,6 millones) en el regulado con la tarifa de último recurso (TUR). Las comercializadoras independientes del gas apenas suman una cuota del 2,3%.

Según los datos de la CNMC, en el cuatro trimestre se registraron más de un millón de solicitudes de cambio de comercializador, tanto de luz (925.000) como de gas (155.000). Son cifras similares a las de años anteriores. De dichas peticiones, se activaron 805.000 en el mercado eléctrico y 128.000 en el del gas. El intercambio anual ha permanecido igual: un 10,9% en la electricidad y un 8,9% en el gas.

Las provincias con mayor actividad comercial en el sector eléctrico fueron Badajoz, Albacete y Granada (todas con un 3,2% de tasa de switching). En el sector gasístico fueron Cuenca (2,6%), Ciudad Real y Zaragoza (con un 2,4%). Los movimientos aumentaron un 10,8%.

La mayor parte de estos cambios se produjeron entre comercializadoras libres y de consumidores que siguen abandonando el mercado regulado, casi el 25%. En el sector gasístico se registró una tendencia contraria, ya que los cambios se redujeron un 17%. La mayoría de los cambios se produjeron entre empresas del mercado libre (83,6%) y también se mantiene el trasvase del mercado regulado al libre (11,8%).

El tiempo medio desde que el cliente otorga su consentimiento hasta que el distribuidor activa el cambio se ha mantenido invariable en el sector eléctrico, con ocho días y medio. Por su parte, en el gas el tiempo supera los 10 días, aunque se ha reducido en 48 horas de media el último año. La CNMC atribuye esta mejora a los cambios en los formatos de los ficheros de intercambio y a la publicidad de los ranking de comercializadoras más rápidas.

Respecto a las nuevas altas, se han declarado 122.000 activaciones en distribución de luz y 63.000 en distribución de gas.

Un gran desequilibrio

Entre las comercializadoras independientes con más cuotas de mercado destacan Cide HC Energía, Fenie Energía y Clidom Energy, con un 2,2%, un 2% y un 0,8%, respectivamente.El resto, apenas alcanza el 0,5%.

Pero el poder sigue siendo de las grandes. Endesa presentaba a final de 2018 una cuota integrada medida por número de suministros del 35,5%; seguido de Iberdrola, con un 34,4%, Naturgy, el 15,4%; EDP, el 3,9% y Repsol, con un 2,3%, que corresponde a la cartera adquirida a Viesgo.

Normas