Euskadi activará en julio un fondo para entrar en grupos "estratégicos"

Con más de 200 millones de dotación y con participación privada

El lehendakari Iñigo Urkullu inauguró este lunes el acto de presentación del nuevo consorcio tecnológico vasco BRTA.
El lehendakari Iñigo Urkullu inauguró este lunes el acto de presentación del nuevo consorcio tecnológico vasco BRTA.

El lehendakari Iñigo Urkullu ha adelantado este lunes que el Gobierno vasco activará el próximo mes de julio un fondo de inversiones con una dotación de 200 a 250 millones para tomar participaciones accionariales en empresas consideradas como "estratégicas" para el desarrollo de la economía de Euskadi.

El proyecto, anunciado por primera vez a finales de 2016, está abierto a la participación del sector privado. Desde el Ejecutivo de Vitoria han añadido que tienen sobre la mesa media docena de posibles inversiones. La iniciativa contará con el apoyo de las tres diputaciones vascas y de grupos y de entidades locales como Corporación Mondragón. También pudieran entrar los fondos de pensiones de los funcionarios vascos.

Según Urkullu, "contamos ya con los estudios previos que nos van a permitir tomar participaciones en empresas vascas, para contribuir con ello a la mejora de su competitividad en el mercado global, garantizando su arraigo y vinculación con el tejido económico local".

El anuncio se produce después de la toma de control de Euskaltel por parte del fondo británico Zegona, que ha colocado al frente de la gestión de la operadora a José Miguel García, exconsejero delegado de Jazztel. García prepara un plan de ajuste de costes.

Esta operación ha levantado muchas críticas en Euskadi por el fuerte componente local de la operadora de telecomunicaciones. A este desembarco se suma el de Rolls-Royce como único accionista de ITP Aero, después de que la ingeniería vizcaína Sener vendiera su participación. Asimismo, Siemens compró los activos eólicos de Gamesa para conformar un líder mundial en fabricación de aerogeneradores. En un acto público de la corporación renovable, fuentes oficiales insistieron en su arraigo en Euskadi, donde tiene su sede y vive su primer ejecutivo, Markus Tacke.

De momento, el Gobierno vasco solo tiene una participación empresarial en línea con esos planteamientos. Compró el 1,24 % de CAF por 1,5 millones.

Normas