Laboral

Trabajo arremete contra el Banco de España por sus "malos augurios" sobre el alza del salario mínimo

Pide a este organismo que "reconozca su error" cuando calculó que se podrían destruir hasta 125.000 empleos este año

Yolanda Valdeolivas, secretaria de Estado de Empleo.
Yolanda Valdeolivas, secretaria de Estado de Empleo.

La secretaria de Estado de Empleo, Yolanda Valdeolivas, ha arremetido hoy contra el Banco de España por haber lanzado "los malos augurios" cuando calculó que la subida a 900 euros del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) destruiría unos 125.000 empleos en 2019.

Valdeolivas ha precisado que no va a instar al Banco de España a pedir perdón --algo que, según ha dicho, ya reclamó la propia ministra de Trabajo, Magdalena Valerio-- "pero lo menos que puede hacer este organismo es reconocer su error" "no se corresponden con la realidad".

En su opinión, los datos de contratación y de afiliación a la Seguridad Social "son mostrencos" e indican todo lo contrario a lo que auguró el Banco de España. Dicho esto ha indicado que este organismo y su gobernador "nos tienen muy acostumbrados a los malos augurios y malas noticias, que luego no se corresponden con la realidad".

Además, ha lamentado que se produzcan estos negros vaticinios por parte del Banco de España "porque han creado una alarma inconsistente" en el mercado laboral que, según advirtió, "es muy sensible" a mensajes negativos. Sobre todo en el caso de las pymes, "que se piensan más de una vez y más de dos si contratar o no".

Por ello insistió en que si este organismo hizo el cálculo de cuánto empleo se podría destruir con el alza del salario mínimo "de forma rigurosa", con el mismo rigor debería rectificar su metodología.

El Banco de España afirmó la semana pasada en su informe anual de 2018 que era "prematuro" afirmar que la subida del Salario Mínimo del 22,3%, hasta 900 euros, aprobada para este año no estuviera impactando en el empleo, ya que se disponen de "muy pocos datos agregados", e insistió en la conveniencia de ligar las subidas salariales al aumento de la productividad.

Sin embargo, un primer análisis del organismo, publicado en febrero, apuntaba que la medida de subir el SMI a 900 euros podría suponer la destrucción de 125.000 empleos, el equivalente al 0,8% de los 16 millones de ocupados a tiempo completo existentes en el mercado laboral.

Normas