Manuel Jove, ex de Fadesa, acapara 1,5 millones de metros cuadrados en suelo y lanza 2.500 viviendas

Comienza a promover en grandes ciudades con Avantespacia y prevé un volumen de ventas hasta 2021 de 770 millones

Manuel Jove.
Manuel Jove.

Manuel Jove, exdueño de la desaparecida Fadesa, vuelve con fuerza a la promoción residencial. El empresario, a través de su inmobiliaria Avantespacia, ha ido adquiriendo terrenos en España para lanzarse a la construcción de viviendas más de una década después de vender Fadesa.

Jove (A Coruña, 1941) ha ido comprando suelo, en gran parte con recursos propios, sin hacer ruido en el mercado. Ya dispone de una cartera de 1,5 millones de metros cuadrados en solares en España, la mayor parte destinada a vivienda, pero también de uso logístico, industrial, comercial y hotelero, según explican desde la propia empresa.

En la actualidad, la promotora tiene en carga 2.500 viviendas en distintas fases de desarrollo, desde el lanzamiento comercial hasta obras, en 350.000 m2 de terrenos. Esa es la cifra de casas que corresponde a su plan de negocio de 2019 a 2021, que aportará a la compañía ventas previstas por 770 millones de euros. El resto del portolio de suelo se irá desarrollando en los próximos años.

Pero mientras, la empresa sigue invirtiendo en hacerse con más parcelas y gestionando los solares para tenerlo listos con licencias y urbanizados. “Compramos suelo cada año por valor de alrededor de 100 millones de euros”, adelanta Bernardino Hernández, director de desarrollo de Avantespacia. “Para parte de la cartera necesitamos tiempo de maduración, pero no compramos suelo rústico, es todo prefinalista”, explica el directivo, en la última fase antes de tener los permisos finales.

Jove es uno de los empresarios supervivientes del anterior boom de la construcción de viviendas. Consiguió vender justo en la máxima expansión de la burbuja. En los años setenta había creado Fadesa, que vendió a Fernando Martín (Martinsa) en 2007 por 4.000 millones. Más tarde la nueva Martinsa-Fadesa no superaría la crisis y protagonizaría la mayor liquidación de la historia de España. Jove destinó los recursos a invertir en BBVA y a crear el holding Inveravante con intereses diversos como bodegas, hoteles o energía.

En 2016 anunció la vuelta al ladrillo en España creando Avantespacia, con BBVA como socio minoritario con el 30% de la inmobiliaria. A principio de 2019 recompró la sociedad a la entidad financiera, que había aportado una pequeña cantidad de suelo para alrededor de 500 o 600 casas.

Avantespacia desarrolla esta primera cartera en Galicia, Asturias, Madrid, Málaga, Cádiz, Canarias, Navarra, Alicante y Cataluña, además de estar interesada en otras ubicaciones como Valencia. “Compramos en las principales capitales de provincia, en el centro de las ciudades. Nuestro producto va dirigido a la clase media-alta y alta”, describe Rocío Díaz, directora de promoción inmobiliaria de la compañía.

Otras inversiones inmobiliarias

Al otro lado del Estrecho de Gibraltar, Jove levanta el Tanger City Center, un complejo de hoteles, viviendas, centro comercial y oficinas en alianza con Hilton. En Marruecos también desarrolla Anfaplace Living Resort, en Casablanca, diseñado por Fostrer + Partners, que incluye hotel de lujo, apartamentos, oficinas, club privado y centro comercial.

Es dueño de Parque Warner en Madrid, asi como de todo el suelo urbano que lo rodea, dispone de terrenos en Paracurú (junto a Fortaleza, en Brasil), en San Felipe (en Baja California, México), en Rumanía, además de promover el parque industrial de Vío (A Coruña), con una oferta de 350.000 m2 de suelo industrial y comercial.

Normas