Renta fija

Economía modifica la legislación para potenciar la emisión de deuda de empresas

Las firmas que solo vendan renta fija no harán informe de buen gobierno. El objetivo es evitar que las empresas se vayan a Dublín o Luxemburgo

Panel de la Bolsa de Madrid
Panel de la Bolsa de Madrid

El Ministerio de Economía ha tomado cartas para evitar la deslocalización de las emisiones de renta fija. La modificación prevista de la Ley de Sociedades de Capital incluye un alivio para las empresas que solo coloquen bonos. Ya no tendrán que elaborar un informe anual de gobierno corporativo. Este es uno de los obstáculos que incentiva que los emisores acudan a otros países, como Irlanda o Luxemburgo.

La presión se intensifica para que las emisiones de renta fija vuelvan a España. La financiación a través de bonos o pagarés por parte de las grandes corporaciones se ha realizado tradicionalmente fuera, con Dublín y Luxemburgo como principales capitales de la financiación a través de bonos. La CNMV y BME llevan realizando desde hace años una intensa labor de proselitismo para que las empresas y los bancos españoles utilicen el mercado nacional para colocar bonos. Y ahora se suma el Ministerio de Economía, que relaja las exigencias de gobierno corporativo para las compañías que solo emitan deuda.

Así, el borrador de la norma que adapta los últimos preceptos europeos para fomentar la implicación de los accionistas incluye un cambio que allana los requisitos para los emisores de renta fija en España. "Se modifica la disposición adicional séptima de la Ley del Mercado de Valores para exceptuar de la obligación de publicar los informes anuales de gobierno corporativo a los emisores de valores que no tengan que difundir su informe financiero anual y a las entidades para las que España no sea su estado miembro de origen", concreta el texto, que será aprobado previsiblemente a finales de este año.

Ahora, los emisores en un mercado regulado en España (AIAF, es el de renta fija pública y privada) tienen la obligación de publicar un informe anual de gobierno corporativo, aunque solo tengan deuda. Es un agravio comparativo respecto a lo que ocurre en otros países europeos, entre los que destacan Irlanda y Luxemburgo, señalan fuentes financieras.

La exención será para aquellas emisiones de deuda cuyo valor unitario sea de al menos 100.000 euros. El Corte Inglés, por ejemplo, quedaría libre de tener que publicar informe de gobierno corporativo si hubiera colocado sus bonos en el mercado regulado español.

Desde BME señalan que es una prioridad lograr que España sea el país de primera elección para emitir deuda por parte de las empresas nacionales. A comienzos de este ejercicio, la empresa que dirige Javier Hernani rebajó de media un 50% las tarifas de tramitación y registro de emisiones. Y hace un año y medio la CNMV puso todos los medios a su disposición para acelerar los procesos para dar luz verde a los programas de renta fija para inversores cualificados.

El organismo que preside Sebastián Albella rebajó a dos días hábiles la verificación de los requisitos de admisión desde la recepción de toda la documentación. Y desde el supervisor continúan abiertos a realizar iniciativas para seguir atrayendo a empresas españolas.

La última compañía en repatriar sus emisiones de deuda ha sido Endesa, que ha registrado en España un programa de pagarés por un máximo de 3.000 millones de euros, cuando antes lo tenía en Países Bajos. La socimi Colonial hizo el mismo movimiento, y con un programa también de pagarés y por el mismo importe, en octubre del año pasado.

La vuelta de tuerca de la normativa también eximirá de la obligación de presentar informe de gobierno corporativo a las empresas con acciones que cotizan en la Bolsa española pero que tienen su sede en el extranjero, como Coca-Cola European Partners (Reino Unido) o Airbus (Países Bajos).

‘Road show’ con compañías para captar colocaciones

BME está en pleno proceso de road show para tratar de que algunas de las empresas españolas que han optado por colocar su deuda en el extranjero vuelvan a la madre patria, según indican fuentes financieras a CincoDías. En concreto, BME se está encargando de reunirse con las propias empresas para convencerlas de los cambios introducidos por BME para hacer más atractiva su plataforma de renta fija. Uno de ellos es, por ejemplo, la bajada de tarifas. Por su parte, la CNMV se está encargando de persuadir de las bondades del mercado español a los asesores (bancos de inversión y despachos de abogados, fundamentalmente), habitualmente más proclives a que las empresas emitan en el extranjero. En la lista de compañías con deuda fuera de las fronteras españolas están, entre otras, Acciona, El Corte Inglés, Iberdrola, Dia, ACS, Enagás, BBVA, Santander o Telefónica.

Normas