El Banco de España alerta a Santander y Sabadell de las consecuencias de un brexit "desordenado"

La banca marcó récord de venta de activos improductivos por 70.000 millones de euros

Sucursal de TSB, filial de Sabadell en Reino Unido.
Sucursal de TSB, filial de Sabadell en Reino Unido.

El Banco de España insiste en la necesidad de que las entidades financieras sigan reduciendo sus activos improductivos, pese al gran avance realizado en este sentido el pasado año. La banca, de hecho, marcó un récord en venta de este tipo de activos. Según señala el supervisor en su Informe Anual, las principales entidades financieras en 2018 anunciaron operaciones de venta de activos improductivos a otros agentes, principalmente fondos de inversión, por un valor contable bruto de 70.000 millones de euros, de los cuales más de 55.000 millones se contabilizaron ese año, "la cifra más elevada tras el estallido de la crisis en 2008", señala el informe.

 De esta cifra los activos adjudicados descendieron más de un 30% en el año, hasta alcanzar un volumen total de 43.000 millones. La rentabilidad media sobre recursos propios se elevó 1,2 puntos básicos hasta situarse en el 7,3%, impulsada por estas operaciones. El ratio de capital de máxima calidad CET1, sin embargo, empeoró ligeramente, en concreto en 43 puntos básicos, hasta situarse en el 12,2%. Este empeoramiento, de cualquier forma, se debe a una modificación regulatoria en Basilea III.

Aunque señala que el ratio medio de capital de máxima calidad de la banca española apenas ha aumentado desde la entrada en vigor de Basilea III en 2014 "y se sitúa en valores reducidos en comparación con los demás sistemas bancarios europeos". El supervisor, así, reclama al sector que refuercen sus niveles de capital, con e fin de mejorar su capacidad de resistencia frente a perturbaciones adversas.

El Banco de España, no obstante, vuelve a alertar sobre la baja rentabilidad del sector, que se sitúa "significativamente por debajo de los niveles precrisis, en un contexto en el que el saldo vivo de cr´dito en España ha descendido de forma significativa como consecuencia fundamentalmente del intenso proceso de desendeudamiento del sector privado". Y reclama a la banca que aproveche el ciclo económico aún favorable para "intensificar la reducción de los activos problemáticos", que pese a la reducción desde 2013, siguen en niveles elevados en una perspectiva histórica. E insiste en que el sector siga con su proceso de reducción de gastos y mejoras de la eficiencia.

La actividad en el extranjero, sobre todo de Santander y BBVA y en menor medida de Sabadell, tiene ya un peso en el total del negocio a nivel consolidado de los activos financieros cercano al 48%. Aunque el Banco de España destaca la contribución de este negocio a sostener la rentabilidad del sector, alerta de que no está exenta de riesgos geopolíticos como Turquía, donde BBVA cuenta con Garanti, o en Argentina, donde tanto Santander como BBVA tienen una destacada presencia.

 También advierte sobre el riesgo para Santander y Sabadell, principipalmente, de un posible brexit desordenado, que se derivaría del posible deterioro de la economía británica, circunstancia que podría ser "relevante, dado que se trata del país con mayor presencia exterior del sector bancario español", con casi el 30% de los préstamos en el exterior.

 El Banco de España tampoco se olvida del "mayor grado de competencia" que se va a mantener en el futuro próximo por la entrada en el negocio financiero de las fintech, y sobre todo de la BigTech.

 Como último desafía que remarca el Banco de España, pero no por el menor importante, hace referencia a la reputación, que se deben a "determinadas prácticas inapropiadas". Además, se ha aumentado significativamente los litigios, que en algunos casos se ha traducido ya en "pérdidas económicas para algunas instituciones financieras y en un aumento de la incertidumbre sobre los posibles costes legales adicionales derivados de dichos procesos".

 El supervisor alerta de que este debilitamiento reputacional "podría desembocar eventualmente en una menor demanda de servicios hacia este sector".

Normas