¿Cómo accede la pyme a la financiación?

Perfil de la pyme que precisa financiación. A qué lo destina y qué dificultades encuentra.

financiación pymes

El 36,5% de las pequeñas y medianas empresas en España ha buscado financiación en 2018. Estos datos han sido superiores a los obtenidos el año anterior, cuando el porcentaje era del 31%. Así se recoge en el informe sobre la financiación de la pyme en España en 2018, elaborado por CESGAR, Sociedades de Garantía Recíproca.

Este aumento de necesidad de financiación de las pequeñas y medianas empresas está especialmente condicionado por el peso que ocupan las microempresas en nuestro país. Éstas suponen más de 95% de las empresas analizadas. Casi tres millones y medios de autónomos y empresas con menos de 10 empleados en plantilla. Obviamente, éstas son las que menos recursos tienen y, por tanto, las que más precisan de financiación.

Destino de la financiación y perfil de las pymes que la solicitan

Aquellas pymes que exportan o invierten en innovación ocupan la primera posición en solicitudes de financiación. De hecho, según se extrae del informe de CESGAR, el 60% de las pymes exportadoras han necesitado financiación el pasado año, mientras que aquellas que no exportan solo lo han precisado el 33,6%. En cuanto a las pymes innovadoras también hay diferencias a la hora de necesitar financiación: el 48,8% de las innovadoras frente al 34,1% de las que no invierten en innovación.

También se observan diferencias en los sectores de actividad. Transporte y correos, sector de la construcción, los servicios a las empresas, industria manufacturera, energía y agua, así como el comercio y los servicios personales han sido los que más financiación han precisado el pasado ejercicio.

En cuanto al fin de la financiación, el 68% de las pequeñas y medianas empresas lo destinan al circulante. En segundo lugar, con el 36,7% de las pyme, utilizan la financiación para invertir en equipos productivos. La inversión en inmuebles se posiciona en tercer lugar (8,4%) en el destino de la financiación de las pymes. Por su parte, aquellas que invierten en procesos de innovación han descendió significativamente. En 2017, el 6,2% de las pymes que solicitaban financiación lo destinaba este fin, mientras que el pasado año lo ha hecho el 2,7%. Por último, utilizar la financiación para procesos de expansión a otros mercados representa el 2,5% de las pymes en el caso de mercados nacionales, y el 0,7% en el de internacionales.

Principales dificultades de las pymes en materia financiera

Sea cual sea la finalidad, cada vez son menos los obstáculos con los que se encuentran las pymes para solicitar financiación. Si en 2016 eran el 37,5% de las pymes las que aseguraban no haber encontrado dificultades para acceder a financiación, en 2017, este dato subía hasta el 44,2%. El pasado año ya supone el 65,4%.

Entre aquellas empresas que sí aseguran detectar dificultades para poder optar a la financiación destaca la falta de garantías solicitadas por encima de todo. Aunque se ha reducid significativamente en los últimos años, la necesidad de avales es el principal obstáculo para que las pymes accedan a financiación. Le sigue el precio dela financiación, es decir, las condiciones. Destaca también el aumento del 4,3% al 6,3% en solo un año de las pymes que consideran que las entidades financieras no comprenden a los negocios.

Retrato de la pyme en España en 2018

De los más de tres millones y medio de pymes que operan en España (55.000 más que el año anterior), el 75% pertenecen al sector servicios, posicionándose como el principal en las pymes de nuestro país. Además, según el análisis de CESGAR se puede observar cómo el tamaño de estas empresas es reducido comparándolo con el resto de Europa. El 56% son autónomos o empresarios con una persona al cargo y el 39% microempresas de entre 2 y 9 trabajadores. Tan solo el 4% son pequeñas empresas de hasta 49 empleados y el 0,6% ya medianas empresas de hasta 199 trabajadores.

La mejor noticia que trae este análisis es que la mayoría de las pymes han aumentado su facturación media. Mientras que en 2017 era el 73% las pymes que facturaban menos de 300.000 euros, el asado 208 este porcentaje se redujo hasta el 63%. Además, las pequeñas y medianas empresas españolas han avanzado significativamente en materia de internacionalización. Las pymes exportadoras han aumentado un 8,8% en 2018, aunque se notó un descenso en el último trimestre.

El suspenso se lo sigue llevando la innovación. Si en 2016 era el 20,1% de las pymes las que invertían en innovación, el pasado ejercicio lo hizo el 16,8%.

Las perspectivas de crecimiento de cara a este año son estables u optimistas. El 41,2% prevé aumentar la facturación, mientras que el 44,8% cree que se mantendrá estable. Solo el 13,4% cree que facturará menos en 2019.

Normas