Brexit

Reino Unido y Holanda celebran las elecciones al Parlamento europeo

Los británicos eligen a sus representantes ante la incertidumbre sobre su salida de la UE

Local electoral en Islington Town Hall, en Londres
Local electoral en Islington Town Hall, en Londres REUTERS

Los ciudadanos europeos están llamados desde este jueves y hasta el domingo a las urnas para decidir la composición del Parlamento Europeo para los próximos cinco años, en una cita que no solo encara el reto de mejorar la pobre participación de convocatorias anteriores, sino también el de formar mayorías europeístas capaces de resistir la agenda antieuropea de nuevos grupos nacionalistas y populistas que se prevé entren con fuerza al Hemiciclo.

La cita arranca este jueves en Reino Unido y Países Bajos, aunque la mayoría de los países de la UE celebrarán los comicios el domingo. Theresa May, la primera ministra que debió concluir el Brexit en marzo, será sin embargo el primera líder de la UE, junto al neerlandés Mark Rutte, en votar en estas elecciones europeas. 

Las encuestas auguran una Eurocámara fuertemente fragmentada, que acabará con la hegemonía de los grandes bloques del Partido Popular Europeo (PPE) y de los Socialistas y Demócratas (S&D) --aunque seguirán siendo las fuerzas más votadas-- y por la entrada de nuevas marcas situadas sobre todo en la extrema derecha y con idearios euroescépticos, nacionalistas y populistas, como el caso del español VOX.

Fragmentación en el Parlamento Europeo

Las proyecciones hacen prever que los representantes de partidos ultras podrían ocupar hasta un tercio de la Eurocámara que se constituirá el 2 de julio, aunque la clave sobre su poder real dependerá de su capacidad para formar un gran bloque con el que hacer valer su peso o si sus diferencias diluirán su presencia en grupos menores.

Un grupo requiere un mínimo de 25 diputados, procedentes de al menos una cuarta parte de los Estados miembros, una tarea que parece a priori difícil de alcanzar para partidos radicales que difieren en asuntos clave de soberanía o migración, por ejemplo. 

Aunque no existen listas transnacionales que permitan a los europeos votar a su candidato preferido sea del Estado miembro que sea, los partidos europeos han hecho campaña con un candidato principal (o 'Spitzenkandidat', en alemán) a presidir la Comisión Europea en relevo del luxemburgués Jean-Claude Juncker.

El alemán del PPE Manfred Weber debería partir como favorito sobre el papel, porque representa al partido más fuerte, pero es poco conocido fuera de Bruselas y suenan otros nombres de más peso en la familia conservadora, como el francés Michel Barnier, actual negociador de la UE para el Brexit. 

Apatía en Reino Unido

Los colegios electorales en el Reino Unido abrieron este jueves para votar en los comicios europeos, después de que el país se viera obligado a retrasar el "brexit" al próximo 31 de octubre por la falta de acuerdo. Los colegios británicos abrieron sus puertas a las 06.00 GMT y cerrarán a las 21.00 GMT, aunque los resultados se conocerán a partir de la noche del domingo, una vez se haya votado en el resto de los países del bloque europeo.

Más de 40 millones de británicos están llamados a votar en esta jornada, en medio de un ambiente de visible apatía por parte del electorado a causa de la incertidumbre del "brexit", después de que la Cámara de los Comunes rechazara tres veces el pacto que la primera ministra británica, Theresa May, negoció con Bruselas.

Los británicos tendrán que elegir a los 73 eurodiputados que tiene el Reino Unido en el Parlamento Europeo, formado por 751 asientos, que deberán se ocupados el próximo 2 de julio.

El país no tenía previsto tomar parte en esta cita electoral, después de que los ciudadanos votasen en 2016 en un referéndum a favor de salir de la UE, y ahora tiene fijada la retirada para el próximo 31 de octubre tras solicitar un retraso del día inicialmente establecido del 29 de marzo de 2019.

Al ser aún miembro de pleno derecho de la UE, el Reino Unido está obligado a participar.

En el Parlamento Europeo, los conservadores de May tienen 18 escaños, igual que los laboristas de Jeremy Corbyn, seguidos del Partido del Brexit de Nigel Farage, con 14 asientos (que antes correspondían al Partido de la Independencia del Reino Unido, UKIP).

El resto de escaños son para otros grupos, entre ellos dos del Partido Nacionalista Escocés (SNP) de Nicola Sturgeon y uno de los Liberal Demócratas de Vince Cable.

Normas
Entra en El País para participar