Petróleo

Exxon evacúa a su personal extranjero en Irak ante la tensión entre EE UU e Irán

Reubica en Dubai a los empleados extranjeros del campo de crudo de Basora

Foto de archivo de un campo de petróleo en Basora
Foto de archivo de un campo de petróleo en Basora AP

La petrolera estadounidense Exxon Mobil ha evacuado entre ayer y hoy a todo su personal extranjero que trabajaba en el campo de crudo de Al Qurna 1, en la provincia iraquí de Basora, en medio de las recientes tensiones entre Irán y EEUU en el golfo Pérsico.

Una fuente del Ministerio de Petróleo iraquí, que pidió no ser identificada, señaló que la empresa estadounidense ha evacuado a cierto número de sus empleados extranjeros del campo de Al Qurna hacia Dubái, en Emiratos Arabes Unidos, mientras que otros se encuentran en la sede principal de la compañía en la ciudad de Basora. La fuente no aclaró cuánto personal ha sido evacuado hacia Dubái y cuánto queda en Basora.

El proceso de evacuación tuvo lugar entre ayer y esta mañana, afirmó la fuente, que añadió que esta decisión no va a afectar a la producción del campo de crudo. Asimismo, señaló que serán los iraquíes quienes administren durante este periodo el campo de crudo en Basora, provincia que indicó que su situación de seguridad es "estable". La fuente no aportó más detalles sobre los motivos de esta evacuación y Exxon Mobil tampoco se ha pronunciado hasta el momento al respecto.

El pasado 15 de mayo, Estados Unidos ordenó la salida de su personal diplomático "no imprescindible" de su embajada en Irak y de su consulado en Erbil, capital de la región del Kurdistán (norte), por riesgos de seguridad. La tensión comenzó a subir el pasado fin de semana después de que Arabia Saudí y Emiratos Arabes Unidos denunciaran el supuesto sabotaje de varios buques en aguas del Golfo Pérsico.

En la última semana, EEUU ha enviado al golfo Pérsico el portaaviones "Abraham Lincoln", el buque de asalto anfibio "Arlington", baterías de misiles antimisil "Patriot" y bombarderos, tras denunciar que había detectado "indicios" de planes ofensivos iraníes contra sus fuerzas e intereses en Oriente Medio. Irak es un destacado socio político y comercial de Irán y ya ha asegurado en el pasado que no cambiaría su relación con este país, cuyo Gobierno apoya al iraquí, influenciado por grupos chiíes, la rama del islam abrumadoramente predominante entre los iraníes.

Hoy, el Ministerio de Asuntos Exteriores de Baréin llamó a sus ciudadanos que dejen tanto Irak como Irán "inmediatamente" por su "seguridad" debido a las recientes tensiones. El pasado septiembre Estados Unidos cerró su consulado en Basora después de que se registraran disparos en las inmediaciones del edificio, de los que Washington culpó a las milicias apoyadas por Irán.

Normas