José Miguel García inicia la toma de contacto con los directivos de Euskaltel

Fue nombrado consejero de la teleco en representación de Zegona a principios de mayo

Tienda de Euskaltel.
Tienda de Euskaltel.

José Miguel García, ex consejero delegado de Jazztel y recientemente nombrado consejero de Euskaltel en representación de Zegona, ha iniciado la toma de contacto más directo con la operadora vasca.

García, que cuenta con una acreditada trayectoria profesional en el sector de telecomunicaciones en España, ha comenzado a mantener reuniones con directivos y mandos de Euskaltel en la sede de la compañía en Derio (Bizkaia), según señalan fuentes del sector. Además, ha empezado a tener encuentros con otros miembros del consejo de administración de la compañía, al que se acaba de incorporar. Ni Zegona ni Euskaltel quisieron hacer comentarios.

El directivo, que lleva trabajando con Zegona varios meses (incluso participó en la reciente ampliación de capital del grupo británico), fue nombrado consejero con carácter dominical en representación del grupo británico a principios de ese mes de mayo, en sustitución de Robert Samuelson.

Entre los planes que García y Zegona tienen para Euskaltel pasa el dar un impulso a la expansión del grupo vasco en el conjunto del mercado español, para situarse como quinto operador. De igual forma, la intención de Zegona es que Euskaltel utilice la marca Virgin para en el conjunto del mercado español.

El grupo británico se ha convertido en el principal accionista de la operadora vasca con casi el 21% del capital, por delante de Kutxabank, Corporación Financiera Alba, Capital Group, Abanca y Artemis, y entre sus planes figura una ampliación de la presencia. De hecho, amplió capital en más de 110 millones de euros para comprar acciones de Euskaltel en el mercado. Una decisión tomada a finales de 2018, tras paralizar una opa parcial, para alcanzar el 29,9% del capital del grupo vasco.

El actual equipo directivo de Euskaltel, liderado por Alberto García Erauzkin y Francisco Arteche, presidente y consejero delegado, respectivamente, ha diseñado su propia estrategia de crecimiento, que pasa por el uso de la marca R para extenderse por el resto de España. En Navarra, León y La Rioja, la compañía vasca ya ha comenzado a operar, mientras que en Cataluña ofrece sus servicios dese hace varios meses con la marca RACCtel+. Para su expansión por el resto de España, Euskaltel ha firmado un acuerdo con MediaMarkt para usar su red de 87 tiendas.

En términos internos, Euskaltel ya ha realizado la integración societaria de R y Telecable (anunció a principios de mayo la absorción de Telecable de Asturias por parte de R Cable y Telecomunicaciones Galicia. Ahora bien, desde Zegona quieren más reordenaciones internas para lograr una mayor reducción de costes.

El grupo británico considera que Euskaltel tiene margen de crecimiento. En el primer trimestre, la teleco redujo sus ingresos un 2,8%, hasta 171 millones.

Freno en Bolsa

En las últimas semanas, Euskaltel ha perdido vigor en Bolsa. Tras alcanzar un máximo anual de 8,53 euros el pasado 15 de abril, los títulos se han dejado casi un 9,5%, hasta 7,72 euros. De todas formas, los títulos todavía rebotan un 10,44% desde principios de año. Las acciones de Euskaltel se vieron favorecidas en Bolsa en las primeras semanas del año por los rumores sobre una posible opa. De hecho, el nombre de Orange llegó a estar sobre la mesa. En octubre pasado, la acción había marcado un precio mínimo de 6,38 euros.

Euskaltel, que debutó en Bolsa hace cuatro años con un precio de 9,5 euros por acción, tiene en la actualidad una capitalización bursátil superior a 1.379 millones de euros.

Normas