Gregorio Martín-Montalvo, nuevo jefe de Solvia, no improvisa

Lleva toda su carrera en el sector inmobiliario-financiero

Gregorio Martín-Montalvo, nuevo director general de Solvia.
Gregorio Martín-Montalvo, nuevo director general de Solvia.

Un experto en el sector inmobiliario para la nueva etapa de Solvia. Su cambio de dueño ha traído consigo el subsiguiente cambio en la dirección. Gregorio Martín-Montalvo (Málaga, 1978) es el nuevo director general del servicer inmobiliario, tras ser adquirido por la firma sueca de gestión de deudas Intrum a Banco Sabadell en abril.

Martín-Montalvo está casado y tiene dos hijos de siete y cinco años. Se declara un apasionado del deporte en general. “Actualmente estoy muy centrado en el CrossFit [que combina halterofilia o gimnasia] y también me gusta practicar todo tipo de deportes de invierno y al aire libre”, cuenta.

Gente que trabajó con él le recuerdan afable, de buen trato y con seguridad ante el cliente; muy analítico, diligente y perfeccionista, que hace muy buen seguimiento de los temas y se los lleva muy preparados porque no le gusta nada la improvisación.

Empezó su carrera profesional, recuerda, en la empresa familiar, dedicada al sector agroquímico. “Sin duda, es la experiencia que más ha marcado mi trayectoria profesional. Aprendí junto a mi padre finanzas y contabilidad desde la base, sin perder nunca la visión de negocio”.

Estudió Empresariales en la Universidad de Málaga, y también se graduó en estudios del ramo en la Universidad de Hertfordshire, además de hacer un MBA en IE Business School.

Posteriormente trabajó tres años como consultor de inmobiliario, construcción y motor en Accenture. “Una etapa de la que me quedaría con el trabajo duro en equipo y el rigor del análisis y presentación de la información”.

Estuvo otro trienio en la consultora inmobiliaria estadounidense CBRE. “Mi paso por ella me permitió conocer a fondo el sector desde la perspectiva macro (fondos, promotoras, inversores..), y la micro (el activo, sus tipologías, su valoración)”.

Tmabién fue uno de los fundadores, en 2009, de la gestora de activos financieros e inmobiliarios Aktua. “Coincidió con el apasionante nacimiento de la industria del servicing en España. Establecimos los primeros grandes acuerdos con bancos y fondos de inversión y aprendimos a gestionar volúmenes masivos de activos de manera efectiva”.

En esa etapa participó en destacadas operaciones financieras, en la compra de grandes portfolios de créditos morosos (non performing loans, NPL) y activos adjudicados de entidades financieras (real estate owned, REO), así como en la creación de una plataforma de valoración de inmuebles a nivel internacional.

Además, sacó tiempo para fundar Geniuzz, una plataforma de intermediación para minitrabajos freelance. “Tengo grandes recuerdos de mis años como emprendedor en Geniuzz, que me permitió cultivar mi pasión por desarrollar tecnología innovadora”. Él se marchó en 2014, y la plataforma cerró el año pasado.

Intrum compró Aktua en 2016, y un año después, Martín-Montalvo pasó a la empresa matriz, como director regional de transformación y desarrollo de negocio para Iberia y Latinoamérica. “Intrum me ha aportado la oportunidad de aplicar los modelos desarrollados en España en el ámbito internacional. La industria española de gestión inmobiliaria y de servicing es ahora mismo la más avanzada de toda Europa, y en este sentido hemos ayudado a varios países como Italia, Grecia, Portugal y recientemente Brasil a desarrollar sus plataformas de gestión de activos con nuestra experiencia y conocimiento”.

Ahora se pone al frente de Solvia, la marca creada por Banco Sabadell para dar salida a sus activos inmobiliarios, que acumuló, como el resto del sector financiero, al explotar la burbuja. Tiene 141.000 activos bajo gestión, cuyo valor supera los 30.000 millones de euros.

Con su venta, Sabadell corta por lo sano y sigue la línea recomendada por los supervisores de que los prestamistas se vayan desprendiendo de toda su cartera de ladrillo.

Martín-Montalvo dice de Solvia que es “una gran compañía, con un gran proyecto y una gran marca. Este reto que afrontamos también es una oportunidad para seguir creciendo e innovando en nuestra industria, para así consolidar a la compañía como la referencia del sector inmobiliario en España.” Liderará un equipo de más de 800 profesionales repartidos por todo el territorio español, con objetivos como diferenciar la marca de rivales como Haya (que prepara su salida a Bolsa).

Entre los retos de la empresa estará la renegociación, prevista para este año, del contrato con uno de sus principales clientes, el Sareb (el banco malo de las cajas de ahorros, que está renovando su estrategia), que termina en 2021.

La compraventa de viviendas mantiene un buen ritmo en los últimos años, especialmente en las grandes ciudades, pero el sector inmobiliario aún muestra síntomas de flaqueza de vez en cuando. Martín-Montalvo lleva 16 años estudiando el tema para que no le pille de improviso.

Normas