Cinco grandes viajes para rescatar la bicicleta en primavera

Vuelta a los caminos: travesías por España para una cicloaventura

Pedalee por los lugares más espectaculares de nuestra geografía

Trengandín
El Camino de Santiago del Norte, que bordea playas bañadas por el Cantábrico como la de Trengandín Cinco Días

En algún momento hablamos de recorridos de miles de kilómetros, de ciudades y pueblos que siempre quisimos conocer o de paisajes de nuestra geografía para perderse. La primavera es la única época del año en la que no valen las excusas. Los “tenemos que” se convierten en obligaciones; los caminos, en vías de escape, y la bicicleta, en la reina de los planes outdoor.

Según el último informe de la Red de Ciudades por la Bicicleta, desde 2009, los usuarios de este vehículo han aumentado en 3,5 millones y el cicloturismo se ha convertido en el viaje sostenible por excelencia. ¿Algún motivo? Aquí van cinco.

Desde 2009 los usuarios de la bici han aumentado en 3,5 millones y el cicloturismo se ha convertido en el viaje sostenible por excelencia

La reina del sur

Marismas y arenales, olivares, desiertos, picos nevados o montes de pinares. La TransAndalus es una ruta de 2.000 kilómetros por las ocho provincias de Andalucía dividida en tramos con diferentes niveles de dificultad.

Prepare su bici de montaña y explore los humedales de Doñana, las playas de Cádiz, la serranía de Málaga o los pueblos blancos de la Alpujarra. Atraviese el desierto de Tabernas hasta el cabo de Gata o la sierra de Cazorla hasta la campiña de Córdoba, para finalizar esta ciclo-odisea en la ciudad de Sevilla. TransAndalus.org.

Pico Veleta
Ascenso a los pueblos blancos de la Alpujarra, bajo el Pico Veleta. Cinco Días

El Camino de la Costa

El Francés, la Vía de la Plata, el del Levante… Son muchos los caminos que nos guían hasta Santiago, pero si pensamos en dos ruedas, en acantilados, playas vírgenes y pueblos pesqueros, pondremos rumbo norte. El Camino de Santiago de la Costa propone una refrescante travesía de 925 kilómetros en 19 días por toda la cornisa cantábrica. Desde Irún a Finisterre, visite ciudades como San Sebastián, Santander o Gijón y pueblos como Guernica, Castro Urdiales, Luarca o Sobrado de los Monjes.

La Vía Augusta

Hablamos del viejo ­camino de 1.500 kilómetros que unía los Pirineos con el puerto de Cádiz, construido por orden del emperador Octavio Augusto para conectar Roma e Hispania. No pierda de vista el Mediterráneo y pedalee por cualquiera de las etapas señalizadas por la red Euroveló 8, en cualquiera de las etapas desde Valencia a la Costa Brava. Eurovelo8.com.

Vía Augusta
Ciclistas por los caminos de la Costa Brava en uno de los tramos de la Vía Augusta. Cinco Días

Son gigantes, Sancho

Si hay una forma de explorar La Mancha es siguiendo los pasos del Quijote, y como no tenemos un Rocinante, cabalgaremos sobre nuestra bici. La ruta de Don Quijote propone 2.500 kilómetros en 10 tramos por 148 municipios para descubrir los principales espacios naturales y culturales de las cinco provincias de la comunidad. Las Tablas de Daimiel, Villanueva de los Infantes, Argamasilla de Alba, Cabañeros, Ciudad Real o los icónicos molinos de Alcázar de San Juan. Turismocastillalamancha.es.

La postal mediterránea

En Mallorca rodamos por la carretera que conecta Alcudia con la cala de Sa Calobra. Bordee la bahía de Alcudia rumbo a Pollensa y suba hasta el corazón de la sierra de la Tramontana para terminar con un descenso vertiginoso hasta esta postal del Mediterráneo. 53 kilómetros y 5 horas, solo para ciclistas experimentados.

Normas