Metrovacesa se abre a vender más proyectos de viviendas en alquiler

Sabadell y Morgan Stanley prevén retrasos en las entregas en 2020 pero mitigan el efecto

Metrovacesa se abre a vender más proyectos de viviendas en alquiler

Los resultados de Metrovacesa fueron ayer muy bien recibidos por los inversores a pesar de que la promotora engorde sus pérdidas y de las dudas sobre el objetivo de entregas de viviendas para 2020. Pero el mercado ya descuenta del precio de la acción lo negativo y ha visto con buenos ojos el ritmo de obras, el dividendo entregado, las ventas de suelo que la compañía prevé y los futuros proyectos de vivienda en alquiler para terceros.

Las cuentas de la promotora todavía son discretas. El resultado neto engordó un 67%, hasta 4,7 millones, en el primer trimestre del año respecto al mismo periodo de 2018. En ingresos, alcanzó los 28,9 millones, un 228% más, fundamentalmente por una venta de terrenos de 25 millones.

Metrovacesa se revalorizó ayer un 3,04% en Bolsa, hasta alcanzar un precio de 10,84 euros. Santander, Sabadell y Morgan Stanley mantuvieron la recomendación de compra a pesar de señalar en sus respectivos informes algunas dudas sobre la empresa.

Venderá 100 millones en suelo este año y cree que el negocio de llave en mano para inversores es complementario al tradicional

El ritmo de entregas en el primer trimestre se quedó en 14 viviendas de las 700 previstas para el año completo. Para 2020, el objetivo es entregar 2.600 viviendas, pero todavía un 8% de sus proyectos no tienen licencia y el 14% no han comenzado las obras. “Nuestra primera impresión es que los resultados confirman que habrá retrasos en 2020”, señalan desde Sabadell, pero creen que los resultados “no son malos del todo” al prevender 417 viviendas, de las que 121 corresponden a un proyecto en alquiler para el fondo Ares. Precisamente la promotora recoge en sus cuentas que la venta de proyectos de vivienda en alquiler reduce su riesgo comercial y que complementa a su negocio tradicional. Además, la inmobiliaria sumará 100 millones de ingresos adicionales por venta de terrenos a lo largo de este año.

Morgan Stanley también asevera que recaerán en 2021 parte de las entregas previstas para 2020, aunque Sabadell considera que el valor de la acción ya descuenta estos posibles retrasos. Por su parte, Santander ve como positivo “las fuertes preventas” gracias en parte al alquiler, señala que los inversores infravaloran el desarrollo de inmuebles terciarios y la venta de suelo y pone en el lado negativo de la balanza que la empresa para 2021 únicamente haya obtenido un 7% de las licencias y empezado un 2% de las obras.

Normas