Vodafone hace con retraso el recorte adecuado de los dividendos

La credibilidad del CEO, Nick Read, se verá afectada

Antenas de Vodafone en Berlín.
Antenas de Vodafone en Berlín.

Nick Read, de Vodafone, ha hecho la conexión adecuada con los accionistas pero llega tarde a darse cuenta de que los inversores podrían preferir una empresa con menor apalancamiento a una que reparte dividendos insostenibles, y su credibilidad se verá afectada. Read dijo ayer que los payouts se “rebajarían” a 9 céntimos desde 15,07. Se hizo cargo en octubre, y en marzo dijo que consideraba el dividendo sostenible, a pesar de que el rendimiento de la acción se situó en el 9% según el precio medio de tres meses, frente al 5% de sus competidores.

La línea oficial es que la dura competencia en España e Italia y el aumento de los costes de las subastas del 5G han reducido el “margen financiero”. Pero esas tendencias no son nuevas y no han afectado sus expectativas de generación de efectivo. Read aspira a un flujo de caja libre de al menos 5.400 millones, excluyendo los pagos del espectro, en el ejercicio hasta marzo de 2020, lo que se acerca a sus previsiones de 2018 de “alrededor de” 5.400 millones.

Si se deducen 1.200 millones para el espectro –el coste medio anual a largo plazo de Vodafone– y otros 200 millones para los pagos de reestructuración, solo quedan 4.000 millones de efectivo por año. Como ese es aproximadamente el coste de los pagos a los accionistas en el nivel de dividendos anterior, Read estaba enviando todos los recursos de repuesto por la puerta. Ahora podrá gastar 2.400 millones en payouts. Eso libera 1.600 millones para reducir deuda y le da margen de maniobra en caso de que las ventas caigan más de lo esperado.

Vodafone es una empresa de bajo crecimiento y fuerte endeudamiento que va hacia el final de un ciclo con crecientes necesidades de inversión. Preocupaciones similares provocaron una caída a la mitad de la acción de Altice en 2017, aunque su apalancamiento era mayor. En febrero, Moody’s rebajó la calificación de Vodafone, citando un apalancamiento ajustado de 3,2 veces el ebitda después de que concluyera la adquisición de los activos de Liberty Global. El recorte de los dividendos lo aliviará, pero la credibilidad de Read queda recortada por la misma cantidad.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción, de Carlos Gómez Abajo, es responsabilidad de CincoDías

Normas