El Liverpool tiene margen para remontar también en lo financiero

Sus beneficios son tan alegres como su fútbol, pero ganarían con un menor dramatismo

Jugadores del Liverpool, celebrando uno de los goles contra el Barcelona del martes.
Jugadores del Liverpool, celebrando uno de los goles contra el Barcelona del martes.

El Liverpool remontó tres goles al Barcelona el martes en la Liga de Campeones de fútbol: sus beneficios financieros son igualmente alegres, pero ganarían con un menor dramatismo.

Véase el rendimiento del capital invertido, que compara las ganancias operativas después de impuestos con el valor contable y la deuda a largo plazo. Entre 2016 y 2018, Liverpool obtuvo un 14% de media, mientras que sus principales rivales locales –Manchester United, Manchester City, Tottenham, Arsenal y Chelsea– obtuvieron un 4% de media.

Las potentes actuaciones en el campo explican la ventaja del Liverpool, que está controlado por John Henry, dueño del equipo de béisbol Boston Red Sox. En el ejercicio cerrado en mayo de 2018, la venta de entradas y los patrocinios generaron unos ingresos de 94 millones y 179 millones de euros, respectivamente. Y la TV creció un 43%, hasta 255 millones.

La Champions y la Premier dan a cada equipo una parte de sus ingresos que depende de los resultados. El Liverpool se embolsó 81 millones de la Champions en 2018, dos quintos de ellos por llegar a la final en lugar de quedarse en la fase de grupos, señala el portal The Swiss Ramble. Además, ha transferido jugadores con maestría. En el ejercicio que acabó en mayo de 2018 obtuvo un beneficio de 144 millones en ventas de jugadores, debido en gran medida a la marcha de Coutinho al Barcelona. Esta ganancia inesperada representó la abrumadora mayoría de los beneficios del club, que ascendieron a 152 millones. El año anterior, el 85% de los 52 millones de euros de beneficios procedieron de la misma actividad.

Sin embargo, a pesar de la habilidad del entrenador Jurgen Klopp para elevar el valor de sus jugadores, las ganancias por venderlos son impredecibles. En 2016, los buenos resultados en el campo y el aumento de los costes salariales llevaron al Liverpool a pérdidas. Una mejor alternativa sería conseguir unos patrocinios más estables. Suponen la mitad de los ingresos del Manchester United, a pesar de los decepcionantes resultados obtenidos por el club últimamente. En el Liverpool son solo un tercio. Con todo, cada remontada debería ayudar a cerrar la brecha.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción, de Carlos Gómez Abajo, es responsabilidad de CincoDías

Normas