Construcción

El Real Madrid confía a FCC el megaproyecto de remodelación del Santiago Bernabéu

La constructora de Carlos Slim se impone a Ferrovial, Acciona y San José en la obra de 475 millones

Recreación del futuro estadio Santiago Bernabéu, en el Paseo de la Castellana de Madrid, con el proyecto de cubierta.
Recreación del futuro estadio Santiago Bernabéu, en el Paseo de la Castellana de Madrid, con el proyecto de cubierta.

La junta directiva del Real Madrid ha decidido adjudicar el megaproyecto de remodelación del estadio Santiago Bernabéu a FCC, quien ya se encargó de ejecutar el complejo Wanda Metropolitano para el Atlético de Madrid.

La compañía del magnate mexicano Carlos Slim se ha impuesto a Acciona, Ferrovial y San José. Las obras serán acometidas durante 39 meses, a partir del próximo fin de temporada, y están presupuestadas en 475 millones de euros. La finalización del proyecto, con trabajos adicionales que podrían llevarlo hasta el entorno de los 575 millones, se prevé para agosto de 2022. A la factura de construcción se suman 60 millones en equipo tecnológico aún por adjudicar, 27 millones para sufragar el proyecto de ingeniería y 13 millones más en tasas y licencias.

La principal complejidad del encargo reside en que los trabajos no se detendrán durante el tiempo de competición, con lo que la adjudicataria deberá extremar la seguridad en el entorno del Bernabéu. FCC tiene probada experiencia en la construcción de grandes espacios deportivos, con el referido Wanda Metropolitano como principal y más reciente referencia. La empresa que preside Esther Alcocer también tiene en su haber el estadio de Cornellá para el Real Club Deportivo Espanyol, o la Caja Mágica de Madrid.

La principal complejidad del proyecto reside en que los trabajos no se detendrán durante el tiempo de competición

El Real Madrid ha contado con el asesoramiento de la ingeniería Ayesa, una de las mayores y con más grado de internacionalización del país. La oferta de FCC ha sido "la más económica, con el menor plazo de ejecución y con un sistema constructivo que permite minimizar las molestias a la operatividad del estadio y del entorno", explica el Real Madrid en un comunicado.

El club viene de cerrar el mes pasado la financiación para remozar su estadio, con un crédito de 575 millones a 30 años. El préstamo paga un interés fijo del 2,5% y cuenta con tres tramos: julio de 2019, julio de 2020 y julio de 2021. Las entregas a la entidad coincidirán con los pagos a la constructora. La operación se sustentó en una emisión de notas (un instrumento similar a los bonos) en Estados Unidos, con JP Morgan y Bank of America como intermediarios, y la demanda duplicó la oferta.

Esta estructura financiera vino a suplir la falta de un gran patrocinador después de que fuera suspendida la iniciativa del fondo de Abu Dabi Mubadala, antes conocido como IPIC y propietario de Cepsa, de poner nombre al nuevo estadio madridista a cambio de una cifra que superaba los 400 millones de euros.

El Wanda Metropolitano es la gran referencia de FCC en estadios deportivos, pero también tiene en su haber el estadio de Cornellá para el Real Club Deportivo Espanyol, o la Caja Mágica de Madrid

Madrid cambiará de cara

La carrera por este emblemático proyecto ha enfrentado a las principales constructoras del país, a excepción de ACS, cuyo presidente, Florentino Pérez, también lo es del Real Madrid. Una circunstancia que dejó fuera de la pugna, que arrancó el 30 de octubre de 2018, al citado conglomerado de infraestructuras en cumplimiento del código ético del club.

La renovación del Bernabéu se adelanta a otros grandes proyectos a la vista en el entorno del madrileño Paseo de la Castellana, como son la remodelación de las estaciones de Atocha y Chamartín, o la propia operación Madrid Castellana Norte. En la zona de las Cuatro Torres OHL avanza con la ejecución del quinto rascacielos, denominado Torre Caleido. Se trata de iniciativas de gran calado que van a cambiar la fisonomía de la capital.

El presidente del Real Madrid, Florentino Pérez, y la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, el pasado 3 de abril durante la presentación de la reforma del estadio Santiago Bernabéu.
El presidente del Real Madrid, Florentino Pérez, y la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, el pasado 3 de abril durante la presentación de la reforma del estadio Santiago Bernabéu.

El proyecto prevé más espacios comerciales, una pantalla de 360 grados dentro del estadio o una cubierta retráctil de acero en la que se podrán proyectar imágenes. El estadio de Chamartín, que ganará 12 metros de altura,  cumple ahora 72 años y el presidente Pérez busca completar su legado con esta remodelación. El proyecto incluye una gran plaza en la Castellana, otra en la esquina de Padre Damián, donde desaparece la esquina comercial, y la peatonalización de la calle Rafael Salgado. Respecto al aforo, se ganarán 3.000 asientos con la habilitación de una nueva grada en el lateral Este. También se reestructurará y aumentará el área VIP para ganar unas 2.000 nuevas localidades.

“Bernabéu nos marcó el camino que nos llevó a construir el Real Madrid. En este estadio están las 23 copas de Europa, 13 de fútbol y 10 de baloncesto, un palmarés único”, apuntó el mandatario blanco el pasado 3 de abril, cuando presentó el proyecto definitivo junto a la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena. “El estadio situado en el corazón de Madrid será el mejor del mundo”, afirmó. El museo es uno de los motores de generación de ingresos del inmueble, con el que se prevén captar hasta 25 millones de euros anuales.

Normas