Fuerte caída de Ferrovial en Bolsa tras registrar pérdidas en el primer trimestre

Sus acciones ceden un 3,5% después de presentar un resultado negativo de 98 millones hasta el 31 de marzo

Iñigo Meiras-Rafael del Pino
Iñigo Meiras-Rafael del Pino EFE

Ferrovial le ha quitado a Ence el puesto de farolillo rojo del Ibex. Las acciones del grupo que preside Rafael del Pino han caído un 3,53%, tras haber llegado a perder un 8% nada más abrir el mercado.

La compañía presentó ayer los resultados del primer trimestre, período en el que registró una pérdida de 98 millones de euros al realizar una provisión de 345 millones de euros por las demoras que acumula la construcción de varias autopistas en Estados Unidos, según informó la compañía.

El grupo que preside Rafael del Pino se anota esta provisión tras la de 774 millones que contabilizó a finales del año para sanear la división de servicios que tiene a la venta y que le llevó a concluir el ejercicio 2018 con pérdidas de 448 millones.

Asimismo, Ferrovial ya había provisionado 235 millones en el primer trimestre de 2018, en ese caso para cubrir las eventuales consecuencias del litigio que mantiene sobre un contrato de servicios con la ciudad británica de Birmingham, con lo que la compañía también cerró en pérdidas dicho trimestre.

Las pérdidas contabilizadas en los tres primeros meses de este año son no obstante un 39,1% inferiores a las de 161 millones registradas en el mismo periodo de 2018.

Los dividendos totales de 117 millones de euros que Ferrovial cobró de su participación en el aeropuerto londinense de Heathrow y la autopista canadiense ETR 407, las consideradas 'joyas de la corona' del grupo, y de otros activos, no pudieron compensar el impacto negativo de la provisión.

Ferrovial asegura que habría saldado el primer trimestre con un beneficio de 114 millones de euros en caso de descontar la dotación que realiza para cubrir las eventuales pérdidas que se puedan derivar de las demoras que registran en su construcción de sendas autopistas en Virginia Georgia y Carolina del Norte.

El grupo registra estos problemas en Norteamérica, el que será mercado estratégico y primero por ingresos del grupo, en sustitución de Reino Unido, una vez que cierre la venta de Servicios y aborde su nueva política de enfocarse en construcción de infraestructuras.

En el plano operativo, en el primer trimestre Ferrovial elevó un 7,2% su cifra de negocio, hasta sumar 1.229 millones de euros. El resultado bruto de explotación fue negativo en 230 millones, si bien sería de 115 millones en positivo en caso de descontar la referida provisión.

La tradicional actividad constructora, una vez desconsolidada la rama de servicios, figura como actual primera fuente de ingresos del grupo, dado que contribuyó con 1.093 millones, un 2,4% más, a pesar del descenso del 16,7% registrado por Weber, la filial constructora en Estados Unidos.

Al cierre de marzo, Ferrovial contaba con una cartera de contratos de obras pendientes de ejecutar por 11.299 millones de euros, un 1,6% más que a comienzos de año, de los que el 89% corresponden a contratos en el exterior.

De su lado, el negocio de gestión de autopistas es el que más que creció, al aportar 134 millones, un 35,5% más, mientras que la división de Servicios en la que tiene colgado el cartel de 'se vende' generó ingresos de 1.814 millones en el periodo, un 15,5% más, y cuenta con una cartera de 19.398 millones.

En el capítulo financiero, al cierre del pasado mes de marzo, la compañía presentaba un endeudamiento neto consolidado de 3.568 millones de euros, un 2,2% inferior respecto a comienzos de año.

Normas