El liderazgo de la ingeniería española en el mundo

Las más de 1.600 empresas que forman este sector se han convertido en socios referentes en los principales proyectos de envergadura del mundo

La ingeniería española se abre camino en el mundo de forma consolidada. Las más de 1.600 empresas que forman este sector se han convertido en socios referentes en los principales proyectos de envergadura del mundo, tanto en consultoría como en infraestructura de obra civil. Tal es el peso internacional en la cartera de proyectos, que ya son las compañías con mayor representación fuera de nuestras fronteras, con una facturación anual en este mercado de entre el 70% y el 80%, una cifra incluso superior en algunos casos.

El know-how adquirido en la supervisión y gestión de una amplia variedad de sistemas y obras en el campo del transporte, el agua y la energía le ha llevado a clasificarse en la décima posición del ranking mundial en términos de infraestructura, según el índice de competitividad global del Foro Económico Mundial. Además, seis de las diez principales constructoras del mundo son españolas, y cuentan con contratos por valor de más de 35.000 millones de euros.

En el ámbito ferroviario su posición de liderazgo viene marcada por el esfuerzo que se ha realizado en nuestro país durante los últimos 25 años para impulsar este medio de transporte. En este periodo, solo en alta velocidad se han invertido más de 51.000 millones de euros, una red que ya es la segunda más extensa del mundo y que cuenta con los adelantos tecnológicos más vanguardistas. Posee el trayecto interoperable más largo de Europa, entre Barcelona y Málaga, y está a la cabeza en señalización, con más de 2.000 kilómetros equipados con el sistema ERTMS, el más avanzado hasta la fecha.

Los proyectos de transporte más emblemáticos de los últimos tiempos tienen sello español. Entre ellos, la primera línea de alta velocidad de Arabia Saudí (Medina-La Meca), la de los países bálticos (Rail Baltic) o la futura red de estas características entre las ciudades de Houston y Dallas/Fort Worth (EE UU). Además, el 35% de los metros de las principales ciudades de Latinoamérica cuentan con su asesoramiento y tecnología (Santiago de Chile, Lima, México DF, Monterrey, Panamá, Medellín, São Paulo, Bogotá, etc.). En innovación, el peso de la ingeniería española es de especial importancia en iniciativas europeas de I+D como es Shift2Rail, que busca mejorar la capacidad, la calidad y la fiabilidad del ferrocarril. La proyección internacional para los próximos años es positiva. Según los datos del estudio World Rail Market, elaborado por la consultora Roland Berger, la inversión en infraestructuras en el mundo se incrementa en torno al 2,6% al año.

En este contexto de crecimiento, la ingeniería española debe trabajar para mantener esa posición de liderazgo y dar respuesta a las nuevos retos del transporte asociados a movilidad sostenible, la digitalización y la mejora de la experiencia del usuario.

Carlos Alonso es CEO de Ardanuy Ingeniería

Normas