Macquarie puede seguir yendo por delante de Wall Street

Está en buena posición para sacar provecho de los grandes proyectos de infraestructura para impulsar las economías y hacerlas más ecológicas

Logotipo de Macquarie.
Logotipo de Macquarie.

Macquarie puede mantenerse por delante de la competencia de Wall Street. Los primeros resultados del año con la nueva jefa, Shemara Wikramanayake, incluyen ganancias récord y una impresionante rentabilidad sobre fondos propios. El banco advierte de que las cosas pueden enfriarse, pero las materias primas y la infraestructura están fuertes.

El grupo financiero australiano [dueño de Viesgo] se ha diversificado con éxito. Ha superado con creces a sus rivales minoristas nacionales, golpeados por una investigación del Gobierno que reveló un mal comportamiento generalizado. También está arrasando a la mayor parte de la competencia de banca de inversión de EE UU. Desde 2007, Macquarie ha generado un mejor rendimiento total para los accionistas que todos los megabancos excepto JP Morgan. Su rendimiento del 18% sobre el capital en el año fiscal más reciente también superó el 13% de Goldman Sachs en 2018.

Los resultados señalan motivos para grandes esperanzas. Macquarie cotiza en 2,5 veces su valor contable esperado para el próximo año, frente a las 1,5 de JP Morgan y el descuento de Goldman. Su acción había subido un 25% antes de caer un 7% tras publicar resultados. Las ganancias derivadas de la venta de activos, como su participación en Quadrant Energy, ayudaron a suavizar el resultado final.

Macquarie tiene muchos atractivos. La división de gas y electricidad levantó la división de materias primas, beneficiándose de los cuellos de botella de los gasoductos estadounidenses. Las oscilaciones del mercado también deberían ayudar, en última instancia.

Y lo que es más importante, dado que tanto Australia como el mundo recurren a grandes proyectos de infraestructura para impulsar las economías y hacerlas más ecológicas, Macquarie se encuentra en buena posición para sacar provecho. El parón de las subidas de tipos perjudicará a la banca, pero debería ayudar a que avancen los nuevos proyectos de carreteras y puertos. Los fondos de inversión del grupo en estas áreas también tienen mucha pólvora en la recámara.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción, de Carlos Gómez Abajo, es responsabilidad de CincoDías

Normas
Entra en El País para participar