Mercado de capitales

Santander y Sabadell se lanzan a emitir deuda tras publicar resultados

El banco que preside Botín coloca 1.500 millones de cédulas hipotecarias y Sabadell, 1.000 millones en deuda senior no preferente

Sede del BCE en Fráncfort
Sede del BCE en Fráncfort EFE

Los bancos españoles no han querido esperar para emitir deuda tras la publicación de resultados, aprovechando el buen momento en el mercado de capitales para la deuda españoles, que no se ha complicado en absoluto tras el resultado de las elecciones generales de este domingo, de las que los inversores aguardan ahora un Gobierno con más estabilidad que el anterior.

Santander ha lanzado hoy mismo, coincidiendo con el anuncio de sus cuentas del primer trimestre, una emisión de cédulas hipotecarias a un plazo de 12 años y con un diferencial de partida máximo de 20 puntos básicos sobre midswap, el índice de referencia habitual en estas colocaciones. Al cierre de la emisión, el diferencial fue superior y quedó en los 23 puntos básicos sobre midswap. La demanda fue notable, por más de 2.500 millones de euros, pero la longitud del plazo encareció ligeramente más de lo previsto la emisión. Así, Santander colocó 1.500 millones en cédulas, en la que ha sido la emisión bancaria de mayor volumen y mayor plazo en el año de la banca española y una de las de mayor duración a nivel europeo. 

La emisión, que cotizará en AIAF bajo legislación española, ha estado coordinada por Commerzbank, ING, Natixis, UniCredit y el propio Santander. Las cédulas hipotecarias son el activo de deuda más seguro, al estar respaldadas por la entidad y por los inmuebles en garantía, y proporcionan una valiosa fuente de liquidez a las entidades, aunque el sector podrá disfrutar a partir de septiembre de una nueva ronda de liquidez por parte del BCE.

También acude hoy a captar deuda en el mercado Sabadell, con una colocación de deuda senior no preferente a un plazo de 5 años, con un diferencial de partida de 210 puntos básicos sobre el índice midswap que se rebajó poco después a los 185 puntos básicos ante la demanda recibida, por más de 3.500 millones de euros. Finalmente, el banco ha colocado 1.000 millones de euros con un diferencial de 175 puntos básicos sobre midswap con una demanda de 4.200 millones. La emisión, bajo legislación española, estará cotizada en Dublín y ha estado coordinada por HSBC, Société Générale, Goldman Sachs y el propio Sabadell.

Normas