Airbnb ofrecerá 200 suites de lujo en el Rockefeller Plaza de Nueva York

La plataforma de pisos compartidos se asocia con la inmobiliaria RXR Realty

Airbnb ofrecerá 200 suites de lujo en el Rockefeller Plaza de Nueva York

El gigante de alquiler de casas y habitaciones, Airbnb, ha anunciado un acuerdo con la inmobiliaria de Nueva York RXR Realty para ofrecer alojamientos prémium en algunas de sus propiedades, empezando por el emblemático Rockefeller Plaza Center. Según han informado las dos empresas, Airbnb ocupará 10 pisos de una de las torres del complejo, en los que instalará apartamentos turísticos con vistas a algunos de los edificios más conocidos de la ciudad, como la cercana catedral de San Patricio, el Empire State Building y, en temporada, la pista de patinaje sobre hielo del Rockefeller Center y su árbol de Navidad.

La inmobiliaria, que controla cerca de 200 pisos en estas 10 alturas, llevará a cabo una “reforma integral y personalizada” de cada uno de ellos, tal y como informa Bloomberg. El objetivo, ha precisado la empresa californiana, es combinar “todas las comodidades del hogar” a la vez que se brinda a los huéspedes de una experiencia personalizada y auténtica de Nueva York, normalmente reservada únicamente a los habitantes de la ciudad. “Con esta nueva asociación con RXR esperamos brindar esa misma sensación única, en forma de nuevos espacios en el corazón de Midtown Manhattan y otros lugares, para que todos puedan disfrutar de una auténtica experiencia de Nueva York”, ha explicado el presidente ejecutivo de Airbnb, Brian Chesky.

La reforma de las 200 suites estará lista previsiblemente entre 2020 y 2021, y por ahora las compañías no han precisado las características ni tamaño que tendrán las viviendas, así como su precio medio. Uno de sus objetivos, eso sí, es centrarse en los viajeros corporativos que también quieren hacer turismo en su lugar de destino y disfrutar de una experiencia de viaje que vaya más allá del trabajo. “Con las líneas entre los viajes de negocios y de placer cada vez más difusas, RXR y Airbnb ofrecen una experiencia de viaje que sumerge a los visitantes en una comunidad dinámica y en crecimiento en el corazón del Rockefeller Center que es muy diferente de cualquier otra cosa que está en el mercado”, ha señalado el consejero delegado de la inmobiliaria, Scott Rechler.

La incursión de Airbnb en el mercado de pisos de lujo de Nueva York llega en un momento en el que la empresa trata de reinventarse, acercándose poco a poco a la oferta de una propuesta turística más experencial. A principios de este año, por ejemplo, Airbnb acordó comprar HotelTonight, su mayor adquisición hasta el momento, en un intento de aumentar el número de hoteles a la plataforma.

Esta asociación podría ayudar a Airbnb a legitimar su presencia en la ciudad de Nueva York, donde ha experimentado una fuerte resistencia por parte del gobierno local. La ciudad estadounidense tiene algunas de las leyes más estrictas de alquiler de casas compartidas del país, siendo ilegal ofertar un piso por menos de 30 días a menos que el inquilino permanente resida en él al mismo tiempo. Esto significa que, potencialmente, hasta un tercio de los 55.000 listados de Airbnb estimados en Nueva York son ilegales, según las plataformas y organizaciones en defensa de la vivienda y de la ciudad.

Normas