Google tiene su peor día en Bolsa desde 2012 tras los resultados de ayer

Sus beneficios cayeron un 29% hasta los 6.657 millones de dólares

google bolsa
REUTERS

Tras unos decepcionantes resultados trimestrales, la apertura de los mercados en Estados Unidos ha traído la confirmación de las malas noticias que auguraban la negociación de los futuros de Alphabet, la matriz de Google. Así, la compañía propietaria del buscador más famoso del mundo, ha llegado a caer un 8,6% en la que está siendo su peor sesión en Bolsa desde el año 2012. Para hacerse una idea de la magnitud de la caída, ese descenso supone una pérdida de 68.794 millones de dólares (61.299 millones de euros) en el valor total de la empresa en el mercado.

En su debacle, Alphabet está arrastrando a su selectivo. Minutos después de su apertura, el Nasdaq caía un 0,64%, cuando el S&P y el Dow Jones retrocedían un 0,21% y el 0,06% respectivamente. El resto de grandes tecnológicas estadounidenses se están viendo contagiadas, aunque de forma mucho más limitada y con excepciones. Apple baja un 1,30%, Amazon lo hace un 0,52% mientras que por el contrario, Microsoft y Facebook se revalorizan un 0,08% y el 1,26% cada uno.

El gigante de internet consiguió elevar sus ingresos del primer trimestre hasta los 36.339 millones de dólares (32.394 millones de euros), un 17% más en comparación con el mismo periodo del año anterior. A pesar de que sea de un incremento nada despreciable, se trató del menor ritmo de crecimiento desde el cuarto trimestre de 2015 y de una cifra que decepcionó las expectativas de los analistas, que estimaban que el ingreso alcanzaría los 37.000 millones de dólares.

Los beneficios de Alphabet en el primer trimestre se quedaron en los 6.657 millones de dólares, un 29% menos que hace un año debido principalmente a la multa de 1.490 millones de dólares que la Comisión Europea impuso a la compañía por abusar de su dominio en el mercado publicitario.Y es precisamente el desempeño de Google en ese mercado publicitario lo que preocupa a gran parte de los analistas.

Alrededor del 84,5% de los ingresos de Alphabet vinieron de su negocio publicitario, frente al 85,5% de hace un año. Según indica Bloomberg, una de las principales fuentes de confusión entre los expertos fue el cambio de productos en la publicidad, motivo en el que se escuda Alphabet para justificar la ralentización en el crecimiento de los ingresos. La preocupación entre los analistas está en si este debilitamiento es en realidad una señal de que otros negocios están ganando cuota de mercado frente a Google en el lucrativo negocio de la publicidad.

Este problema se suma al del aumento de los gastos de Alphabet, que han crecido a más velocidad que sus ingresos en los últimos dos años, un hecho que preocupa a los inversores. En este primer trimestre, alcanzaron los 29.700 millones de dólares, lo que supone un aumento del 16,5% frente al mismo periodo de 2018.

Para Brent Thill, experto de Jefferies, los resultados de Alphabet "generan más dudas que respuestas, con una continua falta de transparencia molestando a los inversores". Thill opina que la empresa "deberá de tener un buen segundo trimestre para demostrar que esto no es una tendencia".

Por su parte, Brian Nowak, analista de Morgan Stanley, también comparte su preocupación por la falta de transparencia del titán tecnológico: "Las dudas respecto a la trayectoria futura son la mejor prueba de que Alphabet necesita más transparencia, no quedan claros cuáles son los cambios que la compañía ha ejecutado en el trimestre, por lo que el mercado debe de imaginárselos".

Normas