Adolfo Domínguez logra ebitda positivo por primera vez desde 2011 pero no consigue salir de pérdidas

La textil cerró el ejercicio 2018-2019 con un resultado neto negativo de 500.000 euros

Adolfo Domínguez logra ebitda positivo por primera vez desde 2011 pero no consigue salir de pérdidas

El grupo textil Adolfo Domínguez cerró el ejercicio 2018-2019, cerrado en febrero de este año, con un ebitda de 1,2 millones de euros, la primera vez en los últimos siete años que la compañía logra un resultado operativo positivo. La mejora de esta cifra, eso sí, no le sirve para lograr el objetivo de recuperar la rentabilidad, la gran prioridad del equipo directivo que lidera como consejera delegada Adriana Domínguez. La firma de moda cerró el año con unas pérdidas de medio millón de euros, una mejora significativa respecto al resultado negativo del ejercicio anterior, que rozó los siete millones. 

Las ventas totales se redujeron un 1,6%, hasta los 111,9 millones, aunque según los datos proporcionados por la empresa, las ventas comparables, que no tienen en cuenta aperturas, cierres ni las reformas llevadas a cabo durante el ejercicio, mejoraron un 10,6%. Adolfo Domínguez tenía a 28 de febrero una red de 391 tiendas, frente a los 472 puntos de venta con los que contaba un año antes. Durante los primeros meses del ejercicio 2018-2019, la compañía llevó a cabo un proceso de unificación de marcas, acabando con las enseñas U y AD+ y quedando solo con Adolfo Domínguez. Esto propició una serie de cierres de locales y un ERE que finalmente afectó a 56 trabajadores.Según los cálculos de la empresa, la facturación es hoy un 6% superior a la de hace cuatro ejercicios con 153 tiendas. El 52% de los puntos de venta de su red están fuera de España, y ese mercado internacional ha acaparado tres de cada cuatro nuevas aperturas.

Durante el último ejercicio, las ventas a través del canal online han registrado un incremento del 70%, y la firma destaca la mejora de la línea de complementos, cuya facturación creció casi un 30%. “La transformación que estamos realizando nos ilusiona no solo por los números, sino por la recuperación de la identidad de una marca de autor, por volver a producir colecciones completas en Ourense y porque además lo hacemos sin deuda y con el ADN de la casa", ha señalado Adriana Domínguez en un comunicado.Las acciones de la compañía descienden hoy ligeramente, un 0,2%, aunque en el último año su valor ha mejorado un 50%, de los 5,56 euros en los que cotizaban a 30 de abril de 2018, a los 8,48 de hoy.

Normas