Químicas

Crisis en Bayer: más de la mitad de los accionistas censuran la compra de Monsanto

Los socios rechazan la actividad de la alta dirección y el consejo respalda

El consejero delegado de Bayer, Werner Baumann, y el presidente del consejo de supervisión, Werner Wenning
El consejero delegado de Bayer, Werner Baumann, y el presidente del consejo de supervisión, Werner Wenning AP

Una junta de accionistas que se rebela contra el equipo gestor, presión de los ecologistas, una reunión de más de 13 horas. Es el inusual escenario que se vivió en la junta de la alemana Bayer el pasado viernes, cuando un 55% de los accionistas votaron en contra de la dirección. Para atajar la crisis, un comunicado oficial en la madrugada del sábado respaldaba en nombre del consejo de supervisión (máximo órgano de la compañía) al actual consejero delegado, Wener Baumann, y a su equipo. Según la nota, el apoyo del consejo fue "unánime".

El viernes, la empresa química celebraba junta de accionistas para ratificar la gestión del último ejercicio. Pero el resultado se aleja de lo que podía esperar la dirección, cuando más de la mitad de los accionistas, un 55,5%, votó en la junta en contra de la apuesta de Bauman y su equipo directivo por la compra de Monsanto a mediados de 2018, una operación de 63.000 millones de dólares. Aunque el resultado no es vinculante para Bayer, abre una crisis sin precedentes en el histórico grupo químico alemán.

La junta se celebró en un ambiente de tensión. Los accionistas, enfadados con la caída del 40% que ha sufrido la acción desde el acuerdo de compra de Monsanto y que ha supuesto un descenso de unos 35.000 millones de euros en la capitalización. Además, los ecologistas protestaban por los negocios de Monsanto en productos modificados genéticamente y por el uso del polémico herbicida glifosato. Con la caída en Bolsa, el creador de la aspirina está valorado en alrededor de 57.000 millones de euros, poco más que lo que pagó por la empresa estadounidense.

Baumann volvió a defender durante la junta su estrategia de desembolsar 63.000 millones de dólares para adquirir Monsanto, tras dos años de negociación para convencer a las autoridades europeas y estadounidenses de que den visto bueno a la compra. Pero los socios se volvieron en contra, especialmente molestos desde que Monstanto fue condenada en Estados Unidos en agosto de 2018 por las características "cancerígenas" del herbicida  RoundUp, que han impulsado 13.400 demandas judiciales, aún por resolver.

"Tomamos muy en serio el resultado de la votación en la junta de accionistas, pero el consejo de supervisión de Bayer respalda unánimemente al consejo de administración ", dijo Werner Wenning, presidente del consejo de supervisión en un comunicado.

No obstante, continúa la nota, "el resultado de la votación muestra  que la junta de accionistas quiere enviar una clara señal al consejo de administración de que Bayer debería resaltar las fortalezas de la compañía", añadió Wenning.

"El Consejo de Supervisión seguirá comprometido a con la confianza de todos los accionistas", ñadió Wenning, y agregó que entiende "la decepción" de los socios por la caída de las acciones de Bayer desde el primer veredicto contra Monsanto por usar glofosato en agosto de 2018.

Normas