Ideas para un mercado...¿agotado?

Es hora de reducir riesgo en las carteras y posicionarlas para la próxima fase del ciclo

Ideas para un mercado...¿agotado?

En nuestro reciente informe trimestral resumimos el posicionamiento como moderadamente conservador. Esto es la suma de una diversa base de mandatos de gestión o asesoramiento y clientes con diferentes perfiles de riesgo y preocupaciones. En cualquier caso, aunque los hay, son pocos los inversores finales cuya inquietud principal sea perderse una subida de los mercados.

Con las bolsas globales habiendo subido un 15% en lo que va de año, la pregunta que nos encontramos con mayor frecuencia es si ha llegado la hora de reducir riesgo.

Estamos en un entorno de equilibrio inestable de largo plazo, pero reconocemos que tras los últimos acontecimientos, la situación de equilibrio puede durar algo más de lo inicialmente esperado. Es por esto por lo que somos moderada y no agresivamente defensivos.

Vemos en los mercados un choque complicado de gestionar entre el medio y el corto plazo. Existen dos mantras de mercados que resumen bien este choque porque se enfrentan el “Sell in May a go away”, frente al “Don’t fight the FED”.

Lo de vender en mayo porque las rentabilidades históricas de los meses entre mayo y noviembre son peores que las de diciembre a abril no forma parte de nuestro proceso de inversión. De todas formas, el claro deterioro de la situación macroeconómica, unas valoraciones ajustadas en la mayoría de sectores y compañías (por supuesto con excepciones reseñables), cierta complacencia en cuanto a determinados eventos que creemos prematuro dar por solucionados (Brexit, guerra comercial, situación de endeudamiento de los gobiernos desarrollados o la incertidumbre política en Europa entre otros) sí que sugieren una posición defensiva.

Sin embargo, reconocemos dos eventos concretos ocurridos recientemente que pueden extender el ciclo actual, tanto en términos económicos como bursátiles: (i) recientes estímulos fiscales y monetarios en China están dando sus frutos y una reaceleración de la economía China puede compensar la desaceleración del resto del mundo y (ii) nuevo impulso en las medidas de estímulo monetario, con la FED posiblemente habiendo finalizado el ciclo de subidas de tipos y BCE comprometiéndose a mantenerlos en el nivel del 0% actual durante más tiempo entre otras medidas.

La situación descrita nos lleva a concluir que no estamos en un mercado para héroes. Se trata de ir posicionando las carteras para la próxima fase del ciclo, pero sin intentar acertar en el punto de inflexión exacto. Nadie logra eso con cierta consistencia.

En este contexto, toma especial relevancia un asesoramiento profesional que evite la toma de decisiones extremas en momentos inadecuados. Incluso aquellos inversores que aciertan en el momento de la reducción de riesgo, suelen perder dinero si lo hacen de forma demasiado agresiva, porque vuelven a comprar lo vendido a preciso superiores.

Por esa razón, el posicionamiento que creemos más adecuado es conservador, pero complementado por una gestión activa y a través de gestores o fondos que apliquen estrategias que por una u otra razón, sean capaces de tener una participación en mercados alcistas superior a la participación en mercados bajistas.

En fondos españoles se nos ocurren varios gestores que cumplen estas características y nombramos principalmente opciones para inversores más agresivos, porque en perfiles defensivos, la reducción de riesgo ya se ha implementado en la mayoría de los casos.

Key Capital Ocho, es un fondo de renta variable global que aplica un estilo valor en la selección de compañías y adicionalmente, a través de opciones, protegen la cartera ante caídas de las bolsas, habiéndose demostrado capaces de hacerlo consistentemente. Cartesio lleva desde el año 2004 demostrando que a través de una gestión activa de su exposición a renta variable europea (típicamente entre el 30 y el 75%), complementada con una acertada selección de valores, logra participar de una parte relevante de las subidas de las bolsas limitando las bajadas notablemente.

En cuanto a renta variable española, que entiendo que toma especial relevancia en la cabeza de muchos inversores ante la incertidumbre electoral de este fin de semana, el fondo Fidentiis Iberia Long Short, aplica una estrategia larga y corta en acciones ibéricas, de forma que su rentabilidad no depende exclusivamente de que la bolsa española suba, sino que depende de que las acciones que tienen compradas, lo hagan mejor que las que tienen vendidas, siendo capaces de ganar dinero con independencia de la evolución de los mercados si su estrategia es acertada.

En resumen, a la pregunta de si ha llegado la hora de reducir el riesgo de las carteras, nuestra respuesta es sí, pero no drásticamente. Pensamos que ya deberíamos haber comenzado a posicionar las carteras para la próxima fase del ciclo y seguiremos haciéndolo, pero aprovechando oportunidades y de forma progresiva, teniendo en cuenta el deterioro de la situación, pero ponernos una venda en los ojos ante China ni ante los bancos centrales.

Diego Fernández Elices es Director general de inversiones A&G Banca Privada

Normas
Entra en El País para participar