Elecciones

Comunidad Valenciana, entre la prosperidad y una deuda gigantesca

En 2018, la economía valenciana creció por encima de la media nacional. Es la autonomía más endeudada de España

PIB y empleo Comunidad Valenciana pulsa en la foto

El 28 de abril, los habitantes de la Comunidad Valenciana eligen, además de a sus representantes en las Cortes Generales, a los diputados de las Corts. Ambos procesos electorales llegan en un momento económico complejo para esta comunidad, pues se trata de una de las que mejor evolución está teniendo en la actualidad y, a la vez, de las más endeudadas de España.

La Comunidad Valenciana creció en 2018 un 2,8%, por encima de la media nacional, que fue del 2,6%. Este incremento supuso creación de empleo y que la tasa de paro haya bajado dos puntos respecto a 2017 hasta situarse en el 15,3%. Las previsiones para este año son, al igual que para la economía española, de menor avance, pero con porcentajes entre el 2,3% y el 2,4%, según prevé la Cámara de Valencia. La prosperidad, aunque algo disminuida, continuará en 2020, año en el que BBVA Research prevé que se crearán unos 75.000 nuevos puestos de trabajo. Servicios y construcción son los sectores donde más avanzará el empleo. Y por zonas, las áreas urbanas, y en concreto la de Alicante, "serán las más dinámicas" hasta 2020.

Puntos débiles

Uno de los puntos negativos lo representa la exportación, en consonancia con lo que está ocurriendo en toda España. A la Comunidad Valenciana le está afectando ya el frenazo de las ventas al exterior del sector del automóvil en las plantas de Ford en Almussafes (Valencia), tanto a la de vehículos como a la de motores. También, como siempre ocurre en estos casos, el parón afecta a las empresas auxiliares proveedoras. La factoría disminuyó su producción a finales de 2018 casi un 9% y la consecuencia fue un expediente de regulación de empleo temporal (ERTE), de gran repercusión por ser esta fábrica uno de los núcleos económicos de la comunidad.

El otro punto débil de la región en los próximos meses puede ser el turismo. La Cámara de Valencia afirma que la caída de visitantes del Reino Unido "es previsible" ante el Brexit, retrasado ahora al mes de octubre. La bajada se compensaría "porque puede crecer el turismo nacional". Pero no hay que olvidar que los turistas británicos representan un tercio (31,5%) del total que recibe la Comunidad Valenciana.

En general, esta autonomía presenta una evolución positiva en lo que se refiere a su prosperidad económica y el nivel de vida de sus habitantes es semejante a la media nacional. De hecho, si la media de renta per cápita española es de 25.064 euros, Valencia cuenta con 22.064 euros, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) de diciembre de 2018.Es más, la Confederación Empresarial de la Comunitat Valenciana (CEV) señala en un informe reciente que "las bases de nuestra economía son sólidas y el tejido empresarial está saneado y mantiene sus expectativas para seguir invirtiendo".

Deuda gigantesca

La cruz de la moneda la constituyen las finanzas públicas, lo que repercute tarde o temprano en la población. La Comunidad Valenciana es la más endeudada de las 17 autonomías, pues en 2018 llegó a deber más del 40% de su PIB, según datos elaborados por Fedea. La comunidad es, junto con la Región de Murcia, la que más lejos llegó el año pasado en el incumplimiento del objetivo de déficit, fijado en el -0,40%. El desfase valenciano alcanzó el 1,29% de su PIB, lo que supone 1.465 millones de euros de deuda. Lo peor es que el registro de déficits elevados ha sido constante –y muy elevado– desde hace al menos tres lustros. El ejercicio en el que menos se desviaron las cuentas fue 2017, al situarse el déficit en el -0,82%. Esto ha ido generando el inmenso endeudamiento que representa deber casi la mitad de su PIB.

Ante este panorama, la Generalitat Valenciana, gobernada esta pasada legislatura por el PSPV y Compromís, reclama insistentemente una rebaja del techo de déficit y un nuevo sistema de financiación autonómica.

Infrafinanciados

La Comunidad Valenciana se considera infrafinanciada con el sistema vigente. Este se aprobó hace 10 años, en 2009, y no ha tenido la revisión quinquenal preceptiva que debería haber producido en 2014. Los dirigentes valencianos afirman que la dotación que reciben es insuficiente para financiar sus servicios públicos. Los 2.178 euros que les corresponde por habitante representan un 7,5% menos que la media del conjunto de las autonomías y, lógicamente, todas las demandas se dirigen a aumentar esta cantidad. La Generalitat se ve obligada a acudir al Fondo de Competitividad, diseñado en su momento para rebajar las diferencias en la financiación per cápita, al Fondo de Liquidez Autonómico (FLA) y al Fondo de Pago a Proveedores.

La convocatoria de elecciones tanto generales como autonómicas para el 28 de abril ha dejado en el aire este problema. Pero tarde o temprano volverá a salir a la pista política, más si se tiene en cuenta que las demandas sobre la financiación autonómica no son partidarias. Prosperidad económica y endeudamiento público son las dos caras de una misma moneda en esta autonomía de 4,9 millones de habitantes.

Un nuevo año de récord

El turismo, en máximos. En 2018 visitaron la Comunidad Valenciana más de 8,2 millones de turistas extranjeros, lo que batió un nuevo récord. El sector se comportó mejor aquí que en el resto de España. Asimismo, es muy importante el número de turistas españoles que acuden a esta región.

Europe Battery Alliance. Es un programa de la Unión Europea que persigue la transición hacia un sistema energético sostenible y al que el Partido Socialista menciona en su programa electoral. En concreto, el PSPV promete que la Comunidad Valenciana optará al mismo "para impulsar una gigafactoría de baterías en colaboración con empresas automovilísticas y de la industria".

Sectores de producción. Los sectores de producción punteros en la Comunidad Valenciana son la automoción, la maquinaria, los bienes de equipo, el turismo y el sector agroalimentario. Juguetes, calzado, muebles y textil también tienen un gran peso en la economía de la región, además de contar una gran tradición en estas tierras.

Normas