La CNMC exige rehacer el concurso de viajes del Imserso por frenar la competencia

Critica que una unión de empresas formada por Barceló y Globalia se haya adjudicado la licitación durante los últimos 19 años

José María Marín Quemada, presidente de la CNMC.
José María Marín Quemada, presidente de la CNMC.

La CNMC exige que se rehagan los pliegos del concurso para adjudicar los viajes del Imserso para la temporada 2019/2020 y 2020/2021 al considerar que restringen la competencia, que perpetúan un monopolio que se ha extendido desde 1998 y que ha beneficiado a la unión temporal de empresas Mundosenior, formada inicialmente por cuatro empresas (Marsans, Iberia, Barceló y Halcón) y desde 2015 integrada solo por las dos últimas. El informe de la CNMC recalca que Mundosenior siempre ha resultado adjudicataria y que solo en tres ediciones se han presentado otros licitadores. “Se observa que la UTE Mundosenior ha resultado adjudicataria del contrato de manera sucesiva y que se ha experimentado poca o nula concurrencia en los distintos procesos”, recalca el informe.

El organismo presidido por José María Marín Quemada ha analizado los pliegos del concurso para este año y el que viene, con el fin de determinar si están bien diseñados y si fomentan la competencia. El concurso fue anunciado en la Plataforma de Contratos del Sector Público, el pasado 29 de enero, y todavía no se ha adjudicado. Tal y como está estructurado, el concurso se divide en tres lotes (litoral peninsular, litoral insular y turismo de interior y europeo), prevé 900.000 plazas por año y cuenta con un presupuesto superior a los 1.200 millones de euros.

El análisis de la CNMC critica el hecho de que el contrato se licite de manera centralizada, englobando servicios como comercialización, alojamiento, transporte, asistencia sanitaria, seguros y animación sociocultural. “Se ha constatado que ese diseño no ha favorecido la concurrencia, por lo que se recomienda su reconfiguración en lotes por actividades diferenciadas”, resaltó. La Comisión recuerda que el Tribunal de Defensa de la Competencia sancionó en 20090 a la UTE Mundosenior “por repartirse los concursos públicos para los servicios de viajes en el mercado de programas sociales para la tercera edad” y que la propia CNMC multó a Halcón Viajes y Viajes Barceló en 2016 constatarse “que la conducta sancionada y los efectos anticompetitivos de los mismos continuaban produciéndose”. Esa multa fue posteriormente anulada por la Audiencia Nacional. Por ello recomienda tener presente que la Ley de Contratos “prevé mecanismos como las prohibiciones de contratar por falseamiento de competencia”.

Normas