Petronor repitió beneficios en 2018 con récord de ventas en toneladas

La volatilidad del precio del crudo dejó los resultados en 176,3 millones netos

José Luque y Emiliano López Atxurra, consejero delegado y presidente de Petronor, respectivamente.
José Luque y Emiliano López Atxurra, consejero delegado y presidente de Petronor, respectivamente.

Petronor batió en 2018, el ejercicio de su 50 aniversario, el récord de ventas en toneladas de la refinería de Muskiz (Bizkaia), al contabilizar 11,9 millones, el 36 % de ellas con destino a la exportación. Pese a este hito, la participada de Repsol prácticamente repitió el resultado de 2017, al ganar 176,3 millones netos.

Ese desfase se debió a la volatilidad del precio del crudo durante el último trimestre del año pasado, cuando su cotización se desplomó. Si durante la mayor parte del ejercicio pasado el precio del barril del petróleo se situó en los 85 dólares, al final cerró a una cotización de 50 dólares. Esa caída afectó en unos 100 millones de euros al volumen de negocio de Petronor. En la actualidad, el precio del barril del "oro negro" se sitúa en la banda de los 65 a 70 dólares, con las perspectivas de rentabilidad de la filial de Repsol son buenas para 2019.

De todas formas, la refinería de Muskiz ha acometido este ejercicio una parada técnica para renovar sus instalaciones que ha supuesto una inversión de 52 millones que tendrá su efecto en el balance de 2019. La anterior parada, con un coste de 42 millones, tuvo lugar en 2015. Y durante este año, Además, Petronor acometerá este año otra reforma de su complejo industrial, que es uno de los principales contribuyentes de Bizkaia. En 2018 pagó 826 millones en impuestos a la hacienda foral del territorio.

Emiliano López Atxurra y José Luque, presidente y consejero delegado, respectivamente, de Petronor, han presentado este miércoles los resultados de 2018, cuando la refinería procesó 78,7 millones de barriles de crudo, equivalentes a 11,6 millones de toneladas.

El año pasado, la filial de Repsol invirtió 75 millones, 13 millones de ellos en proyectos de innovación para que Petronor siga en la vanguardia tecnológica y evite la reordenación que afecta a las refinerías de todo el mundo. Las que se quedan desfasadas están condenadas al cierre.

En relación con este tema, Emiliano López ha recordado que Petronor "ha evolucionado en su negocio tradicional sin olvidar que hay que comer y tributar todos los días". En su opinión, los hidrocarburos seguirán presentes en la transición energética, pero no con una posición "monocolor como hasta ahora", por la futura convivencia con el coche eléctrico o los vehículos impulsados por gas natural.

En este sentido, Petronor seguirá como "un actor industrial" de referencia en el ámbito de la movilidad. Y en 2030 su posición seguirá siendo "solida", en el sentido de que el futuro de la planta está garantizado a largo plazo, concluyó su presidente.

Normas