La Fiscalía de París se inclina por el accidente como causa del incendio de Notre Dame

Una vez extinguido el fuego, los técnicos analizan la estructura

Los bomberos de París han dado por extinguido en la mañana del martes el devastador incendio de la catedral de Notre Dame de París, que ayer por la tarde arrasó la cubierta del templo y provocó el desplome de la aguja. "El fuego se ha extinguido en su totalidad", explicó el portavoz de los bomberos, Gabriel Plus, quien añadió que un centenar de bomberos van a seguir trabajando todo el día. "Ahora llega la fase de los expertos", ha afirmado, en referencia a las labores de los técnicos para averiguar las causas de este grave incendio.

Por su lado, la Fiscalía de París ha comenzado una investigación sobre las posibles causas del incendio de Notre Dame, donde se estaban llevando a cabo obras de rehabilitación cuando en la tarde del lunes se declaró el incendio. “Es probable que el fuego en la catedral sea el resultado de un accidente. No hay ninguna señal de que fuera causada a propósito”, ha asegurado el fiscal Remy Heitz. "Nos inclinamos por la teoría de un accidente", dijo Heitz.

Bomberos echan agua en la catedral
Bomberos echan agua en la catedral AFP

El fiscal de París ha dicho que todavía se está tomando declaración a los testigos del incendio. En el momento en el que se originaron las llamas en la catedral estaban unos 15 obreros trabajando. "Se van a utilizar todos los medios para conocer la verdad", ha explicado Heitz, antes de señalar que hay "más de 50 investigadores" de la Policía Judicial trabajando en el caso y que será un proceso "largo" y "complejo”. Ha contado que se recibió una primera alerta sobre el incendio a las 18.20 horas y un segundo aviso a las 18.43 horas. Entre los dos avisos se procedió a la evacuación de las personas que estaban en el templo.

Estructura de la catedral

El Gobierno de Francia ha convocado este martes por la mañana una reunión liderada por el primer ministro, Edouard Philippe, en el palacio de Matignon para preparar un "plan de reconstrucción" con los ministros de Cultura y de Cuentas Públicas, Franck Riester y Gérald Darmanin, y con el secretario de Estado de Interior, Laurent Nuñez. 

Los técnicos trabajan para determinar si la estructura del edificio podrá soportar los daños que le ha causado el fuego. El secretario de Estado de Interior, Laurent Núñez, había señalado previamente que "la cuestión ahora es el edificio, cómo va a resistir la estructura al incendio muy grave de esta noche". Añadió que se puede pensar "que la estructura de Notre Dame está salvada, en especial el campanario norte", pero serán los técnicos los que determinen el daño.

Núñez explicó que se desde primera hora de la mañana se está celebrando una reunión de expertos  para saber si la estructura ofrece suficiente estabilidad para que los bomberos pueden penetrar en el interior de las naves a continuar su trabajo. 

Por su parte, el ministro francés de Cultura, Franck Riester, ha señalado que dos tercios de la techumbre de la catedral de París se han quemado con el incendio, y subrayó que la prioridad ahora es asegurarse de que no haya focos de fuego que se reaviven. "Hacen falta todavía unas horas para conocer los daños en la estructura", señaló Riester en una entrevista a la emisora de radio "France Info".

Riester hizo un recuento de algunos de los principales elementos de la catedral y señaló que el crucero y el transepto norte se han hundido, pero también que "el tesoro de Notre Dame de París se ha salvado gracias al trabajo excepcional de los bomberos" y se encuentra a resguardo en el Ayuntamiento. Desde allí, según ha informado Riester, se trasladará al museo del Louvre, donde se conservarán entre otras cosas al corona de espinas y la túnica de San Luis, la pieza más conocida, del siglo XIII. 

El principal rosetón en la cara norte "se ha podido preservar", según el titular de Cultura, pero se mostró más cauto sobre los otros dos, en espera de que se pueda verificar su estado.

El teniente coronel José Vaz de Matos, miembro de la Dirección General de Patrimonio de Francia, ha asegurado que la nave central de Notre Dame está muy dañada. "El corazón de la nave ha sufrido enormemente", ha indicado. "Ayer por la tarde, un buen número de colecciones inestimables se salvaron. En el interior continúan obras de gran formato, algunas de las cuales han sufrido los efectos del incendio pero podrán ser restauradas", ha comentado este experto. 

Reacción internacional

Aunque aún no hay causa oficial, el incendio, que comenzó sobre las 18.50 horas aparentemente de forma accidental, pudo originarse en el techo de la catedral, tal y como han explicado los bomberos. Los bomberos desplegados en la zona continúan trabajando para enfriar la estructura de la catedral, que junto a las dos torres se ha salvado después de que la aguja se derrumbara. 

A medianoche el Gobierno francés señaló ya que la estructura de la catedral "puede haberse salvado", debido al enfriamiento reciente. El presidente francés, Emmanuel Macron, señaló ayer que su intención es "reconstruir Notre Dame todos juntos", y consideró que, gracias a la labor de los bomberos, "se ha evitado lo peor".

"A partir de mañana pondremos en marcha una suscripción nacional y más allá de las fronteras de Francia. Y haremos un llamamiento a los mayores talentos", anunció Macron. El presidente subrayó junto a la catedral que, para los franceses, "Notre Dame es nuestra historia, nuestra literatura... Es el epicentro de nuestras vidas, el patrón de donde parten nuestras distancias".

El suceso ha provocado la reacción internacional. El secretario de Naciones Unidas, António Guterres, ha expresado tras conocer la noticia que se siente "horrorizado" por lo sucedido a una "joya única del patrimonio mundial que ha reinado París desde el siglo XIV". "Mis pensamientos están con el pueblo y el Gobierno francés", ha manifestado.

La canciller alemana, Angela Merkel, también ha lamentado el terrible incendio que ha consumido un "símbolo de Francia y de la cultura europea", mientras que el dirigente brasileño, Jair Bolsonaro, ha manifestado su "profundo pesar".

Así, se han sumado a decenas de líderes internacionales que han mostrado su solidaridad por lo sucedido, entre ellos el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, el mandatario estadounidense, Donald Trump, el primer ministro griego, Alexis Tsipras, y el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, entre otros.

El papa Francisco "está cerca de Francia, reza por los católicos franceses y por la población parisina impactada por el terrible incendio que arrasó la catedral de Notre Dame . Asegura sus oraciones a todos aquellos que intentan hacer frente esta dramática situación", escribió en Twitter el portavoz interino del Vaticano, Alessandro Gisotti. 

Normas