Seres SF5, nuevo SUV chino eléctrico con casi 700CV

Seres SF5, nuevo SUV chino eléctrico con casi 700CV

Es el único fabricante de eléctricos junto a Tesla con factorías en China y Estados Unidos

Nos vamos a tener que ir acostumbrando a conocer cada vez más coches eléctricos chinos. La industria china del automóvil está encontrando todo un filón en los vehículos 100% eléctricos, ya que es la oportunidad de oro para poder posicionarse bien en el mercado mundial de este tipo de vehículos, aunque como es lógico a rebufo de Tesla, el líder indiscutible de este segmento. Si ayer conocíamos el Geometry de Geely, la firma propietaria de Volvo, ahora el fabricante SF Motors se convierte en Seres, y lanza un potente SUV con 684CV de potencia que no tiene mucho que envidiar al Tesla Model y, e incluso al Model X.

Características del Seres SF5

Esta firma aunque es de capital chino, tiene también una importante presencia en Estados Unidos, donde cuenta con una factoría en Indiana, además de la China. Ahora SF Motors ha presentado su nueva marca de coches eléctricos, llamada Seres, y que se estrena con el SF5, un SUV de imponente apariencia y gran potencia que tiene en el punto de mira tanto al Tesla Model Y como el Tesla Model X. Sin duda una de las características más destacadas de este coche es su potencia, que desarrolla un máximo de 684CV, permitiendo acelerar a este coche de cero a cien en solo 3,4 segundos, una absoluta barbaridad, prácticamente a la par que el Tesla Model X.

Seres SF5
El Seres SF5 tiene un diseño muy atractivo que no desentonaría en el mercado europeo

La velocidad máxima que puede alcanzar es de 250km/h, por lo que sin duda estamos ante un coche eléctrico muy veloz. Este vehículo tiene una autonomía de 480km, gracias a la batería de 90kWh con la que cuenta. También habrá una versión con batería más reducida, con un tamaño de 33 kWh. Esta tendrá una aceleración de cero a cien en 4,8 segundos, y la velocidad máxima alcanzará los 230km/h. En ambos casos el par motor de estas versiones es de 1040Nm. Por tanto aunque es una versión menos potente, es mucho más poderosa que la de muchos otros vehículos de su gama con motor de combustión.

Otras características que nos ofrecen estos dos vehículos son una pantalla de nada menos que 17 pulgadas en el salpicadero, con sistema operativo propio, al más puro estilo Tesla. También cuenta con 64 luces para ambientar el habitáculo, numerosos sistemas de seguridad activa y pasiva, así como un sistema de carga V2V que permitiría a este coche cargar a otro vehículo eléctrico, como si fuera una enorme batería externa. De momento no hay detalles del precio, pero sabemos que las primeras entregas de este vehículo se producirán durante el tercer trimestre de 2019.

Normas