Fridman buscará un CEO para Dia fuera del entorno de Letterone

García-Legaz apunta a presidente no ejecutivo

El actual consejero delegado de Dia, Borja de la Cierva, en la última junta de accionistas de la compañía.
El actual consejero delegado de Dia, Borja de la Cierva, en la última junta de accionistas de la compañía.

Letterone resta fechas al calendario para poder completar la toma de control definitiva de Dia. El primer accionista del grupo de supermercados afronta la recta final del periodo de aceptación de su opa, que terminará el próximo martes 23. Sin embargo, las festividades de la Semana Santa aprietan todavía más ese calendario, dado que se da por hecho que los próximos días serán prácticamente inhábiles en cuanto a movimiento de accionistas.

El tiempo apremia y desde el entorno del fondo que lidera Mijail Fridman prefieren ser cautos sobre el resultado final de la oferta. En la mano tienen poder extender el plazo otras dos semanas más, aunque para ello deberán anunciarlo, como tarde, el próximo sábado, tres días naturales antes del plazo original, como marca la ley. Si Letterone decidiese no extenderlo, sería un termómetro de que tiene encarriladas las adhesiones a la oferta, a la que el consejo dio su visto bueno el pasado martes.

A la espera del resultado de la opa, y de la negociación con los bancos, cada vez más cercana al acuerdo, el primer accionista empieza a perfilar el que será el próximo equipo ejecutivo de Dia. Como ya ha anunciado, Letterone prescindirá del actual consejero delegado, Borja de la Cierva, que continuará en el cargo hasta que el fondo dé forma al nuevo consejo de administración, tras la confirmación de que seis de los actuales consejeros dimitirán al completarse la opa.

Una de las primeras decisiones de Letterone como accionista mayoritario de Dia será el nombramineto de un nuevo consejero delegado. Desde el entorno del fondo se limitan a afirmar que la prioridad es cerrar la opa y el acuerdo con la banca, pero fuentes conocedoras de la situación explican que el perfil de ese primer ejecutivo está definido: experimentado en la gestión diaria en empresas en España, y por tanto, fuera del entorno actual de Letterone, con capacidad para asumir desde el primer día las dificultades que entrañará enderezar el rumbo de Dia, siempre bajo la hoja de ruta diseñada por el equipo de Fridman.

Un contrapeso a Jaime García-Legaz, que se erige como la cara institucional de Fridman en Dia, y que apunta a una presidencia no ejecutiva. Letterone apoyó su incorporación al consejo cuando sus representantes se mantenían en él, y votó sí a su nombramiento como consejero en la última junta. El expresidente de Aena es el único consejero que continuará en Dia cuando se consuman las dimisiones de los otros seis y la salida de Borja de la Cierva.

La relación de este con los hombres de Fridman que participan en la toma de control de Dia, Stephan DuCharme y Sergio Dias, es cordial y no se cuenta con una salida traumática del actual primer ejecutivo de Dia.

Tando DuCharme como Dias volverán al consejo de administración de Dia, después de haberlo abandonado a finales del año pasado, al igual que el ex consejero delegado de Lidl, Karl Heinz-Holland, que también volverá. Ellos marcarán la pauta al futuro consejero delegado.

El futuro de las últimas incorporaciones

Equipo remozado. En los últimos meses Dia ha renovado algunos de sus puestos directivos clave, tras los problemas detectados en la gestión y que fueron reflejados en la auditoría forense elaborada por EY. Nombres como los de Enrique Weickert, actual director financiero, Pedro Barsanti, director de IT o María Miralles, directora de transformación, se han incorporado a un renovado comité ejecutivo, además de otros cargos intermedios que Dia ha fichado de la mano de la firma de cazatalentos Russell Reynolds. Letterone, cuando tome el control de Dia, deberá decidir si son perfiles de su confianza.

Normas