Distribución

La banca acreedora cede ante Fridman y ultima la firma del rescate de Dia

Las entidades no exigen ya la amortización de 247 millones y ahora discuten los créditos a proveedores y una eventual alza de los intereses

Stephan DuCharme, socio director de la división de Distribución de Letterone. EFE
Stephan DuCharme, socio director de la división de Distribución de Letterone. EFE

Los 12 bancos acreedores de Dia ultiman los últimos flecos para pactar con su primer accionista, el fondo Letterone, con un 29%, un acuerdo de refinanciación que salve al grupo de supermercados. Tras semanas de intensas negociaciones, la banca ha renunciado a que Letterone repague de forma inmediata 247 millones de deuda. Las conversaciones –la última reunión fue ayer mismo– se centran ahora en restituir las líneas de crédito para pagar a proveedores y en los tipos de interés, según indican fuentes financieras a CincoDías.

La hostilidad entre Dia, la banca y Letterone que marcó el inicio de las negociaciones ha dado paso a una etapa de colaboración. El respaldo de la junta de accionistas al plan de Fridman y el apoyo del consejo a la opa han puesto toda la presión sobre los acreedores. Así, la banca ya ha cedido en el grueso de las exigencias: la amortización anticipada de 247 de los 912 millones que le mantienen en prestamos.

DIA 0,53 -2,68%

Antes de la junta que debía dar el visto bueno a uno u otro plan de rescate, la banca y la cúpula de Fridman pactaron retrasar los vencimientos de todos los préstamos hasta 2023, suspender los convenants hasta entonces y refinanciar los 300 millones en bonos que expiran en 2021. Pero condicionaban todo a una ampliación de 600 millones, de los cuales 147 millones debían ir a amortizar los créditos. Exigían también dedicar a este propósito los 100 millones obtenidos por las ventas de Clarel y Max Descuento. Estas exigencias ya han desaparecido.

De entrada, las entidades inyectaron casi 900 millones de deuda a corto y medio plazo el 31 de diciembre, a condición de que la firma ejecutara la ampliación por el importe mencionado. Una operación que rechazaba el fondo pilotado por Fridman, que ampliará capital por 500 millones, siempre que se complete su opa a 0,67 euros por acción y que llegue a un acuerdo con la banca.

Ahora, uno de los temas de discusión es la restitución de las líneas de confirming y factoring (en esencia, créditos para financiar el pago a proveedores) que le fueron retiradas entre octubre y noviembre del año pasado por un total de 170 millones, como publicó CincoDías. El otro tema de discusión son los tipos de interés. Aquí, hay margen de negociación pues Letterone, aunque pide que no se los suban, matiza que podría asumir costes no más gravosos a los que soportan “empresas con un nivel de endeudamiento comparable”. Dia pagaba por el pasivo un 1,26% de media en 2017, pero entonces la ratio de apalancamiento respecto al ebitda era de 1,82 veces frente a las 4,3 de 2018.

La banca y Letterone trabajan contrarreloj para cerrar el pacto antes del 23 de abril, cuando termina el plazo de aceptación de la opa. Dia entró en causa de disolución en diciembre, al reconocer un patrimonio neto negativo. Cuenta hasta el 20 de mayo para solventar este problema, si bien Fridman suscribirá, si triunfa su oferta, un préstamo participativo que solucionará esta situación y que se repagaría con la ampliación de capital.

Las facilidades de ‘confirming’ bajan un 65%

Restricción. Una de las primeras medidas de los acreedores sobre Dia fue limitar, tras la advertencia sobre beneficios del 15 de octubre, las líneas de financiación a proveedores de confirming. Así, a cierre del año pasado, el grupo tenía unos límites de 218,2 millones de euros, frente a los 617 de finales de 2017. Un 65% menos. El colchón en este tipo de préstamos de Dia era mínimo, pues a 31 de diciembre había utilizado 199,9 millones. En parte para compensar esta rebaja, las líneas de factoring (otra fórmula de pago a proveedores) utilizadas subieron a 126,4 millones desde los 99,6 de 2017.

Opa. Para que el rescate sea posible es necesario que triunfe la oferta de Fridman, a 0,67 euros por acción. Ayer, Dia cerró a 0,6596 euros.

Normas