Energía

Chevron compra la petrolera Anadarko por 30.000 millones

Refuerza su posición en 'fracking' y gas licuado

Plataforma propiedad de Anadarko en el Golfo de México.
Plataforma propiedad de Anadarko en el Golfo de México.

La petrolera Chevron ha anunciado la compra de su rival Anadarko en una operación de 33.000 millones de dólares, algo menos de 30.000 millones de euros al cambio actual. La operación supone para Chevron reforzarse en el petróleo no convencional y en el gas licuado. Se financiará en un 75% con acciones y en un 25% en efectivo: 16,25 euros más 0,3869 accines de Chevron por cada título de Anadarko. Este canje implica una prima del 39% sobre la cotización de mercado de la adquirida.

Con la compra, Chevron expande su negocio de extracción no convencional (fracking) en el oeste de Texas y en Nuevo México. Anadarko ha sido objetivo de las grandes petroleras mundiales desde hace tiempo, debido a su catálogo de activos. Éstos incluyen una gigantesca planta de licuefacción en Mozambique, un proyecto de 18.000 millones de euros.

La operación supondrá para Chevron, además del desembolso de 30.000 millones de euros, asumir unos 14.000 millones en deuda. Credit Suisse ha asesorado a Chevron y Goldman a Anadarko. Según los cálculos de la compradora, la operación será rentable en términos de caja y de beneficios dentro de un año, asumiendo un precio del Brent de 60 dólares. Prevé 900 millones de dólares de sinergias  

Además, Chevron ha anunciado que venderá activos por valor de entre 13.000 y 18.000 millones entre 2020 y 2022, y un aumento del plan de recompras de deuda en 900 millones hasta los 4.500 anuales.

Normas