Mercados

Así serán los resultados del primer trimestre de 2019: ¿cómo reaccionará la Bolsa?

JP Morgan y Wells Fargo inician la campaña en EE UU

Beneficios SP500 pulsa en la foto

Guerra comercial, Brexit, flexibilización de las políticas monetarias y desaceleración económica son los principales ingredientes con los que han lidiado los inversores en el primer trimestre. A partir de este viernes se añade uno más: los resultados empresariales. Hoy los de JP Morgan y Wells Fargo dan el pistoletazo de salida.

“Las cuentas del primer trimestre podrían ser difíciles de superar para un mercado claramente alcista desde comienzos de año”, apunta David Pina, analista de ActivTrades. Los índices de EE UU se sitúan próximos a sus máximos históricos mientras las principales Bolsas europeas acumulan revalorizaciones de entre el 10% y el 18%. Es decir, las valoraciones son muy exigentes por lo que cualquier incumplimiento de las expectativas o fuerte descenso de las ganancias puede ser aprovechado por los inversores para la corrección.

Los analistas de Macroyield califican de “complicada” la campaña del primer trimestre “porque se compara con un inicio de 2018 extraordinariamente positivo, donde la reforma de tributaria de Donald Trump supuso un importante espaldarazo para el crecimiento de los resultados en EE UU”. No obstante, los expertos creen que no todo está perdido y la mejor baza con la que cuentan las compañías es el recorte de las estimaciones efectuadas por las principales casas de análisis.

Mientras los inversores se han dejado llevar por la corriente compradora, haciendo del optimismo su principal bandera, los analistas han mantenido el pesimismo de finales del pasado ejercicio. Es decir, han continuado recortando las previsiones de cara al primer trimestre y, como afirman desde Macroyield, las revisiones a la baja (-7,5%) superan ampliamente la media histórica (-3,5%).

“Podríamos esperar una campaña razonablemente positiva para los mercados porque las compañías podrían tener más sencillo batir las previsiones de un consenso que se habría mostrado excesivamente negativo”, añaden.

Este optimismo es compartido por los analistas consultados por Bloomberg. Las estimaciones que se barajan para el S&P 500 cifran en 203.300 millones de dólares el beneficio conjunto de las cotizadas, una cifra que se sitúa un 10% por encima del registrado en el mismo periodo de 2018 (unos 184.465 millones). Este incremento contrasta con el descenso del 4% de las ganancias que prevé Pina.

Pero más importantes que las cifras de comienzos de año son las estimaciones de cara a los próximos meses. Desde Unigestion creen que es un buen momento para ser defensivos y consideran que las valoraciones están en riesgo. “Son mucho más altas que en diciembre pasado y es probable que la próxima temporada de resultados traiga consigo una corriente de noticias decepcionantes y revisión de previsiones”, apuntan.

Los inversores seguirán muy de cerca las pistas que aporten las compañías en un entorno en el que los principales organismos internacionales han revisado a la baja sus previsiones de crecimiento. El último de ellos ha sido el FMI que esta semana ha recortado dos décimas sus cálculos para 2019 y cifra el alza del PIB mundial en el 3,3%. Las cuentas del primer trimestres serán un buen termómetro para comprobar el impacto de la guerra comercial en el negocio de las compañías. En el primer trimestre de 2019 y a la espera de que EE UU y China lleguen a un acuerdo, las tarifas arancelarias están congeladas en 10%.

Normas