Comunicación

Vasile contra la CNMC: “El árbitro es nuestro enemigo, actúa con Mediaset como si viviéramos en tiempos de la Inquisición”

"No está sereno, no entiende o no quiere entender o finge no haber entendido", asegura el ejecutivo italiano

Vasile contra la CNMC: “El árbitro es nuestro enemigo, actúa con Mediaset como si viviéramos en tiempos de la Inquisición”

Paolo Vasile consejero delegado del grupo Mediaset, se ha despachado de forma demoledora contra su "enemigo": la Comisión Nacional de Mercados y Competencia (CNMC) en el discurso que ha dirigido a sus accionistas en la Junta General de accionistas de la compañía. Vasile reacciona asi de forma pública a la inminente sanción que la CNMC va a imponer a Mediaset y Atresmedia por un presunto abuso de su posición dominante y la imposición de medidas para obstaculizar la competencia de terceros.

El ejecutivo italiano ha dicho con inusitada e indudable dureza que "el verdadero problema, en este y en otros tantos sectores industriales, el verdadero enemigo, puede ser el árbitro [refiriéndose así a la CNMC]. Cuando no está sereno, cuando no es objetivo, cuando no ha entendido o no quiere entender, o finge no haber entendido, en qué consiste el partido de hoy, un partido que tiene reglas y límites completamente diferentes del de ayer".

Y ha continuado, "el verdadero problema, el verdadero enemigo, puede ser la discriminación derivada de la asimetría, el metro diferente con el que se juzgan sujetos que pertenecen al mismo entorno competitivo: ojo de halcón para algunos, ceguera absoluta para otros. El verdadero problema, el verdadero enemigo, es la discriminación que deriva de la asimetría: hay quien vive sometido y aplastado por unas normas concebidas para un mundo que ya no existe y quien no tiene reglas, quien no debe pagar ni impuestos, ni errores, ni horrores".

Y ha subrayado, "el árbitro asimétrico es el enemigo, el que piensa y actúa con nosotros como si viviéramos en los tiempos de la Inquisición, y con los demás, con nuestros nuevos competidores, como si estuvieran en un mundo sin reglas ni límites. El árbitro asimétrico finge no haberse dado cuenta de que el mundo de los contenidos y el de la publicidad de hoy no es solo el del mercado televisivo: es el del mercado audiovisual en todas las variantes que se han desarrollado en los últimos años a una velocidad y con una versatilidad extraordinaria".

Vasile ha concluido su referencia a la CNMC asegurando que "el repentino florecimiento de tan vasta oferta de contenidos habrá sido imprevisto, sí… pero no invisible. Y sin embargo, parece que el árbitro no se ha dado cuenta, parece que no ha visto que ahora ya no solo son las televisiones las que proponen noticias, entretenimiento, películas, series y publicidad, es más, endurece hasta un nivel inverosímil sus controles sobre la televisión generalista, transformando los necesarios mecanismos de regulación en opresión injustificada". Y ha dejado un convencimiento propio en el aire aunque sin desvelar a quien se refería, "no conocemos lo que tanto anima al árbitro asimétrico, pero sabemos a quién, seguro “inconscientemente”, favorece.

 

 

 

 

 

Normas
Entra en El País para participar