Xiaomi premia a su CEO con 1.000 millones de dólares en acciones

La empresa china registra una caída del 30% en Bolsa desde su salida al mercado en julio de 2018

El consejero delegado de Xiaomi, Lei Jun, en la salida a Bolsa de la empresa, en julio de 2018.
El consejero delegado de Xiaomi, Lei Jun, en la salida a Bolsa de la empresa, en julio de 2018.

A pesar de haber caído un 30% en la Bolsa de Hong Kong desde su estreno en Bolsa, en julio de 2018, la compañía tecnológica china Xiaomi decidió otorgarle una compensación al fundador y consejero delegado, Lei Jun, por un valor de 944 millones de dólares (836 millones de euros), según informó este miércoles la firma.

El ejecutivo recibió un paquete accionarial compuesto por 636,6 millones de títulos de clase B valoradas en la citada cantidad, señaló la compañía en un comunicado remitido a la Bolsa de Hong Kong.

Xiaomi hizo pública esta información en respuesta a "ciertas noticias" que aseguraban que la compensación de Lei había excedido las ganancias de la empresa, según publicó este miércoles el periódico South China Morning Post.

La compensación se sitúa muy cerca del beneficio neto ajustado que ofreció la compañía en su informe de resultados correspondiente al ejercicio 2018, de 8.555 millones de yuanes (1.274 millones de dólares, 1.131 millones de euros).

Aunque Xiomi matizó que si no se retiran "elementos que la dirección considera que no son indicativos del rendimiento operativo" de la empresa, el cálculo realizado de acuerdo a los estándares internacionales de elaboración de cuentas de resultados arroja un beneficio neto de 13.554 millones de yuanes (2.018 millones de dólares, 1.791 millones de euros).

En este sentido, el presidente de la firma, Lin Bin, aseguró en el verano del año pasado que esta "recompensa", de carácter puntual, se debe a los ocho años de Lei Jun al frente de Xiaomi y a su "devoción" por la compañía.

"Este reconocimiento en forma de acciones fue aprobado por la junta directiva sin que Lei Jun supiera nada al respecto", dijo entonces Lin, al tiempo que añadió que Xiaomi "no es la primera compañía en recompensar a su fundador antes de una salida a Bolsa".

No obstante, la compañía aclaró en Hong Kong que Lei habría prometido donar todas sus acciones, después de pagar los impuestos correspondientes, para "fines caritativos".

Pese a que el mercado móvil en China se desplomó un 34 % en el último trimestre de 2018, los beneficios de Xiaomi se mantuvieron al alza gracias a los ingresos que obtuvo en India y en Europa, en donde fue la primera y la cuarta marca más vendida, respectivamente.

Con todo, Xiaomi todavía está lejos de superar al gigante chino de telecomunicaciones Huawei, cuyos beneficios netos se incrementaron un 25,1 % en 2018 hasta alcanzar los 59.300 millones de yuanes (7.802 millones de euros, 8.850 millones de dólares).

Normas