Grenergy mantiene su salto a la Bolsa grande para 2019 y apuesta por crecer en España

Confía en los contratos de compraventa de energía a largo plazo para las plantas de renovables

l consejero delegado de Grenergy Renovables, David Ruiz de Andrés.
l consejero delegado de Grenergy Renovables, David Ruiz de Andrés.

El grupo de renovables Grenergy mantiene su salto al Mercado Continuo desde el Mercado Alternativo Bursátil (MAB) para antes de finalizar 2019 y apuesta por los 'PPA' (contratos de compraventa de energía a largo plazo para las plantas de renovables) para el desarrollo de proyectos y crecimiento en España.

En una rueda de prensa para presentar los resultados del grupo del año 2018, el consejero delegado de Grenergy, David Ruiz de Andrés, señaló que la compañía "no está obsesionada" con ese salto al Continuo, pero sí que se trata de "un paso natural".

Para ello, ya se está trabajando dentro de la empresa, que supera los 200 millones de euros de capitalización bursátil, en materia de gobierno corporativo y en su consejo de administración y "es probable" que ese visto bueno para cotizar en el Mercado Continuo se dé en la próxima junta de accionistas del mes de junio.

Para afrontar ese paso al Continuo desde el MAB, donde cotiza desde 2015, la compañía productora de energía a partir de renovables y desarrolladora de proyectos fotovoltaicos y eólicos deberá antes aumentar su 'free float', que actualmente se sitúa en torno al 17-18%, hasta un 25%, para lo cual deberá llevar a cabo una "pequeña ampliación de capital o una colocación selectiva". "Estamos estudiando las dos opciones", dijo Ruiz de Andrés que, a través de la sociedad Daruan Group Holding, ostenta una participación de más del 75% de la compañía.

Un mercado principal

En lo que respecta a España, el consejero delegado de la compañía consideró que "va ser otra vez un mercado principal", junto a Chile, para Grenergy, debido al impulso que se vuelve a dar a las renovables en la transición energética, tras el parón que hubo en los años pasados.

Grenergy posee una cartera de proyectos de 2.500 megavatios (MW), diversificada en Latinoamérica (Chile, Argentina, Perú y Colombia), México y España, donde cuenta con un 'pipeline' de 1.000 MW.

El plan de negocio del grupo prevé duplicar para 2020 esta cartera de proyectos en desarrollo hasta los 5.000 MW en los distintos mercados en los que tiene presencia.

En concreto en España, la compañía ya tiene en fase de desarrollo el proyecto solar de Los Escuderos (Cuenca), de 200 MW y que está previsto que esté finalizado en 2020. Además, tiene otros proyectos en su cartera para desarrollar en 2020-2021 en la Comunidad Valenciana (150 MW), Almería (400 MW), Castilla La-Mancha (200 MW).

Así, Ruiz de Andrés afirmó que ve "bastante recorrido" al desarrollo de la compañía en España, con un objetivo de en torno a unos 1.500 MW de esa cartera de 5.000 MW. "Me encantaría que España fuera en torno a un tercio, Chile otro tercio y el resto de Sudamérica otro tercio", dijo.

Asimismo, apostó por los contratos de compraventa de energía a largo plazo ('PPA'), frente al mecanismo de subastas, como mejor herramienta para impulsar el desarrollo de los proyectos. "Vemos un sistema de 'PPA' muy dinámico", añadió.

RESULTADOS.

Grenergy obtuvo un beneficio neto de 13,1 millones de euros en 2018, lo que representa un incremento del 274% con respecto a las ganancias del ejercicio anterior y supone anticipar en un año las previsiones del grupo. "Hemos dado en 2018 los resultados que teníamos pensado para 2019", destacó Ruiz de Andrés.

Los ingresos de la compañía de renovables en 2018 ascendieron a 55,5 millones de euros, un 16% más, mientras el resultado bruto de explotación (Ebitda) se situó en los 22 millones, casi el triple que en 2017.

El grupo ha cerrado acuerdos comerciales con inversores internacionales como la surcoreana Daelim, la canadiense CarbonFree o la estadounidense Sonnedix.

Además, el grupo reinvirtió una parte de sus ingresos en impulsar su política de diversificación tecnológica. De este modo, destinó 13,1 millones de euros al desarrollo y construcción de proyectos eólicos en Argentina y en Perú, y otros 13,5 millones en hacer lo propio en parques fotovoltaicos en Chile, su principal mercado en Latinoamérica, donde es la compañía con más parques conectados a la red con 20 plantas conectadas y nueve en construcción.

Normas