Iberdrola prepara su desembarco en Irlanda con electricidad y gas

La española registró una filial en mayo del año pasado y obtuvo en febrero la última licencia del regulador local CRU

Ignacio Sánchez Galán, presidente de Iberdrola.
Ignacio Sánchez Galán, presidente de Iberdrola.

Iberdrola ultima los preparativos para abordar un nuevo reto de crecimiento en Europa. La compañía, según desvela The Sunday Times, tiene avanzada la estrategia para entrar en los mercados de la electricidad y gas en Irlanda.

Los movimientos del grupo español en este sentido han sido confirmados por el regulador local del mercado energético (CRU), que emitió la licencia para la prestación de servicios en el segmento eléctrico el pasado mes de octubre y ha expedido el correspondiente permiso para el gas en febrero.

La quinta eléctrica europea cuenta ya con presencia internacional en Estados Unidos, Brasil, México, Reino Unido o Portugal, destinos a los que se sumará Irlanda. La titular de referencias como Scottish Power, la estadounidense Avangrid y la brasileña Neoenergía, dio su primer paso en el mercado irlandés en mayo de 2018 con el registro de una filial local ante la referida CRU.

El plan estratégico de Iberdrola, actualizado en febrero con la suma de 2.000 millones más de inversión, incluye Irlanda como objetivo, al igual que Francia o Italia. En este último país tiene ya firmados importantes acuerdos de suministro con empresas industriales, mientras en Francia participa en el desarrollo de la eólica marina.

La hoja de ruta del conglomerado eléctrico cifra en 3.800 millones la inversión para crecer en el segmento de Generación y Clientes. Su objetivo inicial es pasar de los 23 millones de contratos al cierre de 2018 a una cifra de 32 millones en 2022, lo que supondría un salto de 600 millones en el ebitda anual.

La estrategia internacional de Iberdrola, junto al foco en las fuentes renovables, la harán competir con mayor fuerza en los mercados naturales de gigantes como Enel, Engie o EDP.

Normas