Toyota libera casi 24.000 patentes de sus híbridos para ser utilizadas por otros fabricantes
REUTERS

Toyota libera casi 24.000 patentes de sus híbridos para ser utilizadas por otros fabricantes

Quiere impulsar el desarrollo en el sector por parte de otros fabricantes

La transición energética pasa en gran medida por la electrificación del parque de vehículos y todo el transporte. Algo en lo que se encuentran actualmente muchos fabricantes, que están comenzando a desarrollar sus primeros coches eléctricos o híbridos de electricidad y combustible. En este segmento el líder indiscutible es Toyota, que comenzando por su clásico Prius, copa casi todo el mercado de este tipo de vehículos que cada vez tiene una mayor aceptación. Pues bien, a pesar de ser el líder absoluto de esta tecnología, Toyota ha decidido liberar casi 24.000 patentes relacionadas con los híbridos, que podrán utilizar otros fabricantes.

Uso libre hasta 2030

Toyota ha anunciado que cederá a los fabricantes que así lo quieran el uso libre de casi 24.000 patentes de la firma hasta el año 2030, por lo que hay toda una década por delante para que otros fabricantes se animen y también lancen sus modelos con la tecnología de Toyota, o al menos basados en esta. Toyota cuenta con nada menos que el 80% de cuota de mercado en vehículos híbridos, algo lógico teniendo en cuenta que es de largo el fabricante que ofrece más modelos con esta tecnología actualmente.

Toyota Prius
Toyota Prius, el híbrido más vendido por la marca AP

La motivación de Toyota para ceder todas estas patentes tiene que ver con el impulso que Toyota quiere dar a esta industria en el futuro, si hay acceso a estas patentes por parte de otros fabricantes, será más sencillo expandir el coche híbrido y por qué no también el del coche eléctrico, que es en realidad el objetivo final que persiguen todos los fabricantes de coches. Toyota ya había hecho algo similar en 2015 con la liberación de 6.000 patentes relacionadas con tecnologías sobre los coches impulsados por hidrógeno.

Aunque de momento el mercado no ha reaccionado tan rápido como en el caso del coche eléctrico, aunque parece cuestión de tiempo que el hidrógeno se pueda convertir también en una alternativa viable a los motores de combustión, y también al vehículo eléctrico, que parece ser por el que están apostando la mayoría de fabricantes en la actualidad. Veremos si este movimiento tiene alguna consecuencia en el mercado a medio plazo, o si definitivamente estas patentes no son necesarias para otros fabricantes de automóviles.

Normas