Cómo equipar cualquier coche con Amazon Alexa

Cómo equipar cualquier coche con Amazon Alexa

Es muy sencillo poder utilizar Alexa en el coche de la misma forma que lo hacemos con Echo

Los asistentes de voz están cerca de cumplir un año en nuestro país en forma de altavoz. Tanto los de Google como de Amazon se han convertido ya en un dispositivo bastante habitual en nuestras casas, y dentro de poco lo serán también en nuestros coches. Y mientras los vehículos nuevos adoptan en masa este nuevo tipo de asistentes personales, tenemos la posibilidad de contar con Amazon Alexa, el asistente más popular, en prácticamente cualquier coche, siempre que cumplamos dos requisitos bastante sencillos.

Así puedes disfrutar de Alexa en tu coche

Como decimos, para poder disfrutar de Alexa en los altavoces de tu coche, podemos hacernos con un interesante dispositivo, que nos permite contar con el asistente de Amazon de la misma forma que si se tratara de uno de sus altavoces que podemos encontrar en muchos hogares. Se trata de un cargador ROAV de coche que integra. Por lo tanto, los dos requisitos que necesitamos son por un lado una conexión de corriente de mechero, que es habitual en casi el 100% de los vehículos.

Alexa
El cargador que integra Alexa

Y por otro lado también necesitamos una radio con bluetooth, ya que a esta se enlazará el cargador. Por tanto, con ambos dispositivos conectados entre sí, y con el cargador enchufado al mechero, podemos comenzar a utilizar Alexa de la misma manera que si se tratara de un altavoz inteligente. Sobre todo porque este cargador además de contar con dos puertos USB, también ofrece un aro de luz azul que se enciende cuando Alexa está hablando o nos está escuchando. Por lo que la sensación de uso de este cargador respecto de los altavoces oficiales de Amazon es prácticamente la misma.

Además si nuestro coche cuenta con AirPlay o Android Auto, podremos sincronizar este cargador para escuchar a Alexa a través de ellos. Hablando estrictamente de las propiedades de carga de este dispositivo, es compatible con la carga Qi, lo que permite cargar rápidamente los móviles que son compatibles con este tipo de carga, que cada vez son más numerosos. Por tanto, no hay una forma más sencilla de contar con un altavoz Alexa en nuestro coche, aunque este sea una tartana, solo hace falta la conexión del mechero y como mucho que compremos una radio bluetooth, que hoy en día podemos comprar por alrededor de 20 euros en muchas tiendas.

Normas