Arranca la primera campaña de la renta sin papel

Casi 20 millones de contribuyentes presentarán su declaración del IRPF, del 2 de abril al 1 de julio, con novedades en exenciones, deducciones y tributación de rentas bajas

Renta 2019 pulsa en la foto

El próximo martes 2 de abril arranca la campaña de la renta del ejercicio 2018 en la que alrededor de 20 millones de contribuyentes presentarán la declaración del impuesto sobre la renta de las personas físicas (IRPF). Por primera vez, la campaña se realizará íntegramente sin papel, al eliminarse la predeclaración impresa. Queda eso sí, la opción de imprimir el borrador para revisarlo, antes de presentarlo a través de la web de la Agencia Tributaria, su aplicación móvil, por vía telefónica o en las oficinas del fisco.

La campaña del año pasado batió récords con 19,98 millones de declaraciones de las que 13,5 millones salieron a devolver, lo que llevó a Hacienda abonar 9.327 millones de euros a los contribuyentes mientras que otros 5,52 millones tuvieron que abonar 10.380 millones a la Agencia Tributaria. Está por ver si las cifras de este ejercicio superan las del anterior ya que, si bien el empleo creció en 2018, en la campaña que arranca el martes se eleva el umbral de rentas exento de pagar IRPF de 12.000 a 14.000 euros anuales.

A su vez, no tienen obligación de presentar la declaración quienes perciban hasta 22.000 euros anuales de un solo pagador, o incluso de varios, si los secundarios no aportan más de 1.500 euros. Como novedad, tampoco deberán tributar este año quienes reciban de varios pagadores hasta 12.643 euros devengados desde el 5 de julio, cuando entraron en vigor los Presupuestos, frente al umbral anterior de 12.000 euros.

Más allá, las cuentas de 2018 introdujeron una rebaja fiscal para el tramo de rentas de entre 14.000 y 18.000 euros que supondrá un descuento tributario medio de unos 440 euros para dichos contribuyentes.

Los interesados podrán solicitar citas con la atención telefónica de la Agencia Tributaria desde este lunes, acceder al borrador de la renta a partir del martes y confirmarlo hasta el 1 de julio, o el 26 de junio como tarde si domicilian el ingreso que arroje la declaración.

Desde hace ya dos semanas, en todo caso, Hacienda permite a todos los contribuyentes acceder a sus datos fiscales del ejercicio 2018 a través de la web. Esta información puede ir acompañada de determinados avisos por parte de la Agencia Tributaria, como ocurre en el caso de que el fisco tenga conocimiento de que el contribuyente cuenta con inmuebles en alquiler sin declarar o cuentas bancarias en el extranjero. Estas últimas alertas se multiplicarán este año después de que el Ministerio haya detectado la existencia de 1,6 millones de cuentas foráneas, con unos 457.000 millones de euros (el 40% del PIB), gracias a los nuevos acuerdos internacionales de intercambio de información. Solo es obligatorio declarar estas cuentas si generan algún tipo de renta aunque si superan los 50.000 euros, su titular deberá informar al fisco mediante el modelo 720.

Otra de las grandes novedades de la campaña de la renta de este año es que las prestaciones de maternidad y paternidad cobradas en 2018 dejan de tributar, después de que el Tribunal Supremo dictaminara que deben estar exentas de IRPF. Dada la falta de precedentes, en todo caso, el colectivo de técnicos de Hacienda (Gestha) recomienda revisar su tratamiento fiscal en el borrador.

Los técnicos también aconsejan a quienes aún se beneficien de la deducción por compra de vivienda habitual que se eliminó en 2013 que comprueben sus datos, especialmente si su entidad bancaria se ha sometido a algún proceso de integración o fusión, lo que en ocasiones ha generado errores en los datos que almacena el fisco. Por otra parte, el mínimo exento de los premios de loterías y apuestas pasa de 2.500 a 10.000 euros para aquellos concedidos desde el 5 de julio de 2018, tributando el resto del monto al 20%.

Otro cambio de calado este año es el incremento en 1.000 euros de la deducción de maternidad por los gastos de guardería de los hijos de hasta tres años; el incremento en 600 euros de la deducción por cada hijo adicional de las familias numerosas, o el alza de las ventajas fiscales por discapacitados al cargo. Además, se crea una deducción para que quien tenga su familia e otro país de la UE tribute igual que quienes la tienen en España. Finalmente, el borrador incluye nuevas casillas para que los autónomos que trabajen en casa puedan deducirse parte de los gastos de agua, luz, gas e internet.

Normas