El mercado especula con subidas de precio en las opas de Telepizza y Dia

Hoy arrancan los plazos de aceptación de todas las ofertas, pero la situación de los accionistas difiere en cada una de las operaciones

El mercado especula con subidas de precio en las opas de Telepizza y Dia

Los accionistas de Dia, Telepizza y Bodegas Bilbaínas pueden aceptar desde hoy las opas que han lanzado por las compañías Mijail Fridman, KKR y Carlyle, respectivamente. Cada una tiene sus peculiaridades y sus plazos para decir “sí”. En las dos mayores ofertas, las de Telepizza y Dia, los inversores especulan con una posible subida en el precio de la opa. Según fuentes del mercado, eso explica que la cotización de Telepizza supere el precio de la oferta y, de modo algo más sutil, que la de Dia esté a menos de dos céntimos del precio que ofrece Fridman pese al riesgo de que la operación fracase y la cotización se hunda.

La ley permite mejorar la opa en cualquier momento anterior a los últimos cinco días naturales del plazo de aceptación. Por tanto, Fridman y KKR se tomarán su tiempo y esperarán a ver cómo evoluciona la respuesta a su oferta antes de tomar ninguna decisión.

El grupo de supermercados se juega la supervivencia en la operación. Su primer accionista, el inversor ruso Mijail Fridman, con un 29% a través de Letterone, necesita que dueños con un 35,5% adicional de Dia le vendan las acciones a 0,67 euros por acción. Si no logra ese porcentaje, la opa decaerá y, debido a la causa de disolución en la que se encuentra la empresa, el futuro más probable será el de una capitalización de deuda por parte de los 12 bancos a los que debe 912 millones de euros. Así se encarga de remarcarlo Letterone en el folleto de su opa.

Los más de 40.000 accionistas minoritarios y los hedge funds presentes en Dia exigen una subida del precio para aceptar. El problema es que, sin Letterone y la ampliación de 500 millones que ha garantizado si triunfa su opa y llega a un acuerdo con los bancos, el futuro es incierto para el grupo de supermercados. Aunque los datos de la votación de la junta revelan que propietarios de un 14% prefirieron la hoja de ruta propuesta por el consejo a la suya propia. Y varios minoritarios no acudirán a menos que se mejore el precio. Es el caso de Pedro Gómez-Pablos, con un 3,4% junto a la firma de la familia Bountoux Halley, heredera de Carrefour. Luis Amaral, el empresario luso que controla la cadena polaca de supermercados Eurocash, con alrededor de un 2% de Dia, ha asegurado a CincoDías que en ningún caso acudirá.

Cuando vender en mercado es más práctico

Por encima del precio. Telepizza, pese a la caída del viernes, cerró a 6,21 euros por acción, por encima de los 6 de la opa. Existe la posibilidad de que KKR y sus aliados mejoren el precio, pero si el inversor prefiere hacer caja el precio de cotización es más atractivo que el de la oferta. Los analistas recomiendan acudir a la opa. En Bankinter creen que los accionistas de Telepizza deben aceptarla teniendo en cuenta el precio que es, a su juicio, “atractivo dadas las perspectivas de la compañía en un entorno altamente competitivo”. Si la opa fracasa, los expertos prevén caídas en Bolsa.

Prima. El precio de la opa de Dia implica una pequeña prima frente al precio en Bolsa ( 0,67 euros por acción frente a 0,651). Y aquí juega el factor de una posible mejora de Fridman. Pero si su opa fracasa, el se prevén fuertes caídas de la cotización. La opción de vender en mercado también es atractiva.

DIA 0,52 1,99%
TELEPIZZA 4,70 0,00%

El plazo de aceptación de la opa concluirá, de entrada, el próximo 23 de abril, aunque Fridman se guarda una posible ampliación hasta la primera semana de mayo. El magnate podrá decidir si alarga el plazo de aceptación hasta tres días naturales antes del fin del periodo inicial.

Si no logra el porcentaje necesario, él mismo se arriesga a enterrar los más de 700 millones que ha invertido en Dia. Es un dilema tanto para Fridman como para los pequeños accionistas. El límite para que el inversor suba el precio es cinco días naturales antes del final del periodo el próximo 18 de abril. Las acciones de Dia ya llegaron a cotizar por encima del precio de la opa tras ser anunciada la oferta por Fridman y hubo hedge funds que entraron a ese precio. Luego la acción cayó y ahora se ha quedado menos de dos céntimos del precio de la opa. Eso indica, en principio, que el mercado apuesta por el éxito de la oferta, pero además, según fuentes del mercado, una diferencia tan estrecha apunta también que hay inversores especulando con una mejora de la opa.

Más clara es esa especulación del mercado en el caso de la oferta sobre Telepizza, hasta el punto de que la acción cotiza a 6,21 euros, esto es, por encima del precio de la opa. La oferta de KKR, máximo accionista de Telepizza con el 28,6% del capital, y de sus socios sobre la cadena de comida rápida es de 6 euros por acción. Esto supone una prima del 33,5% por encima del precio al que cerró el 18 de diciembre, justo antes de anunciarse la oferta.

Entonces, el gigante estadounidense del capital riesgo y sus socios (Torreal, Artá Capital, Safra Group y el que se sumó el pasado 14 de marzo, Altamar) fijaron el nivel de aceptación mínimo para que la oferta tuviera eficacia en que acudieran accionistas con al menos el 90% del capital. Los adquirentes consiguieron el compromiso del 12,7%. Pero las gestoras Bestinver, Perpetual y Highclere, con alrededor de un 10%, aseguraron que no acudirían. . Para doblegar a estas firmas, el umbral ha quedado reducido finalmente al 75%. El precio del reestreno en Bolsa de Telepizza, en abril de 2016, fue de 7,75 euros por título.

Los compradores podrán incluso rebajar ese porcentaje hasta cinco días antes de que concluya el periodo de aceptación, cuyo final en principio está fijado para el 30 de abril. El objetivo es excluir a la compañía de Bolsa y, para ello, los socios han encargado un informe de valoración a EY, que tasa el precio de la empresa entre los 5,55 y los 5,82 euros por título. Con esto, una vez se haya decidido en junta, que estará controlada por KKR y sus aliados, se podrá excluir la empresa del parqué, siempre que se haya mantenido una oferta de compra por al menos un mes al precio de la opa. Los accionistas que no se deshagan entonces quedarán secuestrados (léase, sin liquidez) en el capital.

También Bodegas Bilbaínas será excluida de Bolsa. Carlyle ofrece 16,5 euros por acción. El plazo de aceptación en este caso termina el próximo 15 de abril.

 

 

 

 

 

 

 

 

Los accionistas de Dia, Telepizza y Bodegas Bilbaínas pueden aceptar desde hoy las opas que han lanzado por las compañías Mijail Fridman, KKR y Carlyle, respectivamente. Cada una tiene sus peculiaridades y sus plazos para decir “sí”.

Dia

El grupo de supermercados se juega la supervivencia en la operación. Su primer accionista, el inversor ruso Mijail Fridman, con un 29% a través de Letterone, necesita que dueños con un 35,5% adicional de Dia le vendan las acciones a 0,67 euros por acción. Si no logra ese porcentaje, la opa decaerá y, debido a la causa de disolución en la que se encuentra, el futuro más probable será el de una capitalización de deuda por parte de los 12 bancos a los que debe 912 millones de euros. Así se encarga de remarcarlo Letterone en el folleto de su opa.

Los más de 40.000 accionistas minoritarios y los hedge funds presentes en Dia exigen una subida del precio para aceptar. El problema es que sin Letterone y la ampliación de 500 millones que ha garantizado si triunfa su opa y llega a un acuerdo con los bancos, el futuro es incierto para el grupo de supermercados.

Aunque los datos de la votacion de la junta revelan que propietarios de un 14% prefirió la hoja de ruta propuesta por el consejo a la suya propia. Y varios minoritarios no acudirán a menos que se mejore el precio. Es el caso de Pedro Gómez-Pablos, con un 3,4% junto a la firma de la familia Bountoux Halley, heredera de Carrefour. Luis Amaral, el empresario luso que controla la cadena polaca de supermercados Eurocash, con alrededor de un 2% de Dia, ha asegurado a CincoDías que en ningún caso acudirá.

El plazo de aceptación de la opa concluirá, de entrada, el próximo 23 de abril, aunque se guarda una posible ampliación hasta la primera semana de mayo. El magnate podrá decidir que alarga el plazo de aceptación hasta tres días naturales antes del fin del periodo inicial.

Si no logra el porcentaje necesario, él mismo se arriesga a enterrar los más de 700 millones que ha invertido en Dia. Es un dilema tanto para Fridman como para los pequeños accionistas. El límite para que el inversor suba su puja es el próximo 18 de abril.

Telepizza

La opa de KKR, máximo accionista de Telepizza con el 28,6% del capital, y de sus socios sobre la cadena de comida rápida es de 6 euros por acción. Esto supone una prima del 33,5% por encima del precio al que cerró el 18 de diciembre, justo antes de anunciarse la oferta.

Entonces, el gigante estadounidense del capital riesgo y sus socios (Torreal, Artá Capital, Safra Group y el que se sumó el pasado 14 de marzo, Altamar) fijaron el nivel de aceptación mínimo para que la oferta tuviera eficacia en que acudieran accionistas con al menos el 90% del capital. Los adquirentes consiguieron el compromiso de acudir por parte de fondos con el 12,7%. Pero las gestoras Bestinver, Perpetual y Highclere, con alrededor de un 10%, aseguraron que no acudirían. Para doblegar a estas firmas, el umbral ha quedado reducido finalmente al 75%. El precio del reestreno en Bolsa de Telepizza, en abril de 2016, fue de 7,75 euros por título.

Los compradores podrán incluso rebajar ese porcentaje hasta cinco días antes de que concluya el periodo de aceptación, cuyo final en principio está fijado para el 30 de abril. El objetivo es excluir a la compañía de Bolsa y para ello los socios han encargado un informe de valoración a EY, que tasa el precio de la empresa entre los 5,55 y los 5,82 euros por título. Con esto, una vez se haya decidido en junta, que estará controlada por KKR y sus aliados, se podrá excluir la empresa de Bolsa, siempre que se haya mantenido una oferta de compra por al menos un mes al precio de la opa. Los accionistas que no se deshagan entonces quedarán secuestrados (léase, sin liquidez) en el capital.

Bodegas Bilbaínas

También Bodegas Bilbaínas será excluida de Bolsa. Carlyle ofrece 16,5 euros por acción. El plazo de aceptación en este caso termina el próximo 15 de abril.

 

Normas