Textil

Inditex se endeuda en libras en vísperas del Brexit

La empresa cree que la salida del Reino Unido de la UE sin acuerdo tendría un "impacto residual" para el grupo

Inditex se endeuda en libras en vísperas del Brexit

Inditex descarta que un Brexit sin acuerdo impacte de una forma importante en su actividad en el Reino Unido, según ha explicado el grupo en su informe anual. Entre los riesgos que supone un Brexit duro, el grup señala la posibilidad de que la libra esterlina se deprecie significativamente. Pero según ese mismo informe anual, Inditex ha tomado deuda en libras. Aunque el grupo no especifica los motivos de esa operación, si se deprecia dicha divisa también se depreciará el valor en euros de esa deuda.

La compañía que preside Pablo Isla especifica en su informe financiero del ejercicio 2018 que ha llevado a cabo “un análisis coordinado de las causas, repercusiones, así como de los supuestos plazos de materialización de los diferentes impactos de un escenario de Brexit sin acuerdo”. El objetivo, analizar el grado de gravedad de los riesgos a los que se enfrenta la compañía y sus consecuencias, además de “diseñar un plan de acción con medidas concretas de mitigación, responsables de su ejecución, y fechas máximas para su puesta en funcionamiento”.

El resultado de ese análisis y de los planes de contingencia trazados por el grupo le permiten llegar a la conclusión de que, pese a la trascendencia de la situación, el riesgo es “residual” y “no sería significativo”.

La principal preocupación de la textil gallega respecto a una salida unilateral del Reino Unido tiene que ver con el suministro de la mercancía a los almacenes y tiendas que tiene en el país, más de un centenar. Respecto a esta problemática, Inditex explica que “una variación sobrevenida de la regulación podría comprometer el suministro de bienes y servicios que el grupo recibe fuera del Reino Unido de entidades domiciliadas en esa jurisdicción”, es decir, de proveedores británicos, “lo que deterioraría el nivel de sus prestaciones”.

Otro temor del grupo que preside Pablo Isla es el “establecimiento de aranceles, así como el aumento de la fricción comercial resultado de la eliminación de la libre circulación de bienes y servicios. Probablemente, la libra esterlina se debilitaría, y el consumo podría desacelerarse”.

Deuda en libras

Respecto a la moneda británica, llama la atención que la textil registró en 2018 un endeudamiento de 75 millones en libras, y que supone el grueso de su deuda financiera. En 2017, no tenía anotado ningún pasivo en esta divisa. Con este movimiento, Inditex toma posiciones frente a una posible devaluación de la libra, que afectaría a sus ventas pero también devaluaría su pasivo.

Inditex es en realidad una compañía libre de deuda neta. Su posición financiera neta es positiva por importe de 6.705 millones de euros. Eso se debe a que tiene una gran cantidad de dinero en caja, bancos, imposiciones a corto plazo, fondos y otras inversiones financieras temporales. Pero junto a ello, también tiene algo de deuda financiera bruta, y la inmensa mayoría está en libras.

En concreto, en un año, la deuda financiera bruta de Inditex ha pasado de 16 a 90 millones de euros. Y de esa cifra ha nueve millones denominados en euros, el equivalente a dos millones de euros en liras turcas, otros tres millones en rupias indias y los restantes 75 millones, el 83% del total, es deuda en libras esterlinas. La empresa no explica las causas. No obstante, el endeudamiento en libras proporciona una cobertura natural a la depreciación de los ingresos y dividendos procedentes de las filiales británicas.

Normas