España, aún lejos de los objetivos de empleo que le marca Bruselas para 2020

Deberían crearse 1,9 millones de puestos para personas de entre 20 y 64 años en dos años para cumplir esta meta

España, aún lejos de los objetivos de empleo que le marca Bruselas para 2020 pulsa en la foto

La economía española debería tener una tasa de empleo de la población de entre 20 y 64 años del 74% en menos de dos años. Este es el objetivo marcado para España por la Estrategia Europa 2020 en materia de empleo.

Sin embargo, la actual tasa de ocupación –que mide el porcentaje de población de esa edad que tiene un empleo– es del 67,7%, según los últimos datos oficiales de la Encuesta de Población Activa (EPA) del último trimestre de 201.

Este porcentaje, por tanto, algo más de seis puntos porcentuales por debajo del objetivo, según destaca el Observatorio de seguimiento de indicadores de empleo de la Estrategia Europa 2020 que elabora y acaba de hacer público la Secretaría General Técnica del Ministerio de Trabajo

En el último año esta tasa ha crecido 1,6 puntos. Para ello ha hecho falta que el empleo de trabajadores de entre 20 y 64 años haya crecido a un ritmo del 2,8%, lo que ha supuesto la creación de unos 530.000 puestos de trabajo para este colectivo de edad.

Si bien esta cantidad, que en un entorno de ligera pero evidente desaceleración será difícil repetir, está también muy lejos del número de empleos que haría falta crear para que España cumpliera el objetivo citado.

En concreto, utilizando las proyecciones de población del Instituto Nacional de Empleo (INE) para 2020, España tendría que generar 1,9 millones de empleos para trabajadores de entre 20 y 64 años entre este año y el que viene para lograr una tasa de ocupación de este grupo del 74%. Esto apunta a que, con toda seguridad, España no logrará cumplir esta exigencia.

Sí llegará a esta media exigida por Bruselas la tasa de empleo de los hombres, que aumenta más que la de las mujeres y, además, ya estaba en el 73,8% en el último trimestre de 2018. Por el contrario, la tasa de ocupación femenina se sitúa actualmente en el 61,6%.

Los otros dos objetivos que marca esta Estrategia Europea y que ha evaluado el Ministerio de Empleo están relacionados con la educación. El primero de ellos marca a España la meta de rebajar al 15% la tasa de abandono escolar y en términos medios de la Unión Europea, Bruselas quiere que este indicador caiga por debajo del 10%.

En este caso, España tiene actualmente, con datos de 2018, unta tasa de abandono escolar prematuro del 17,9% casi tres puntos más que el objetivo previsto para el próximo año. Así, a pesar de que el abandono ha intensificado reducción en el periodo de recuperación en el empleo, que arrancó en 2014 en el entorno del 24%, en el último año ha disminuido solo cuatro décimas. Este ritmo de caída hace también complicado cumplir el objetivo marcado por Bruselas para España; aunque su cumplimiento sería más factible que en el caso de la tasa de empleo.

En el caso de la Unión Europea, por el contrario, todo apunta a que sí cumplirá bajar la tasa de abandono escolar por debajo de la media, ya que solo tendrá que reducirla algo más de seis décimas, desde el actual 10,6%.

Finalmente, esta Estrategia europea exige también que España eleve al 44% la población de entre 30 y 34 años que finaliza estudios universitarios. Este será el indicador que más se acercará al objetivo ya que en la actualidad se encuentra en el 42,4% tras aumentar 1,2 puntos solo en el último año. Es asimismo el único objetivo que en el que España está ya por encima de la marca media que se exigirá a la UE (del 40% para 2020).

Avances en las medidas

Bruselas hace un seguimiento de las políticas que los países comunitarios están llevando a cabo para lograr estos objetivos. En concreto, evalúa el grado de cumplimiento de las recomendaciones específicas del Consejo a España. Dicha evaluación se reflejó en un informe que se presentó a finales de febrero y que marcará las próximas recomendaciones a los Estados miembros para el periodo 2019/2020. No obstante, a falta de saber cuáles serán estos consejos para España, Trabajo reconoce que el último informe de Bruselas, “los avances en la aplicación de las recomendaciones se califican globalmente como limitados”.

Aunque ese informe también destaca “la fortaleza del crecimiento económico, durante cinco años consecutivos, con ciertos síntomas de desaceleración en 2018, la creación de empleo y la reducción del paro”.

Deficiencias y mejoras

  • El último informe de Bruselas sobre los indicadores españoles apuntó a otras deficiencias. En concreto, marcó como retos el alto nivel de desempleo (14,45% al final de 2018), en especial entre los jóvenes y el paro de larga duración. Asimismo, Bruselas cree que España tendría que reducir la segmentación de su mercado laboral vinculada a la temporalidad y a los bajos salarios; mejorar la coordinación de los servicios públicos de empleo con los servicios sociales –donde apunta que los avances han sido también limitados–; e invertir más en I+D.
  • Entre los logros españoles que ha destacado la Unión Europea recientemente están la reducción de la tasa de ‘ninis’ (jóvenes de entre 18 y 24 años que ni estudian ni trabajan). Esta tasa ha bajado al entorno del 17% desde el 23% de 2015. En general, Bruselas vincula el crecimiento del empleo y la caída intensa del paro a las reformas aplicadas, según reconoce el propio informe del Ministerio de Trabajo. Cree que la subida del salario mínimo un 22,3% contribuirá a reducir la tasa de pobreza, pero también advierte de que puede tener un impacto negativo sobre las oportunidades de empleo de los jóvenes y trabajadores menos cualificados.
Normas
Entra en El País para participar