Distribución

La CNMV acelera la aprobación de la opa de Mijail Fridman sobre Dia

La oferta tendrá el visto bueno del supervisor en los próximos días; el proceso se ha acelerado ante la delicada situación del grupo

Mijail Fridman, cofundador del fondo Letterone, que controla el 29% de Dia.
Mijail Fridman, cofundador del fondo Letterone, que controla el 29% de Dia.

La CNMV trabaja sin descanso en el proceso de autorización de la oferta pública de adquisición (opa) sobre Dia. La delicada situación del grupo de supermercados es una variable clave para el supervisor, que se dispone a dar luz verde a la oferta en los próximos días. Fuentes conocedoras de la situación de este trámite adelantan que la luz verde llegará esta o la próxima semana. Un portavoz del organismo que preside Sebastián Albella ha declinado hacer comentarios sobre esta información.

La autorización de la opa anunciada por Letterone, el fondo luxemburgués a través del que el magnate ruso controla el 29% de Dia, es una prioridad para la CNMV, según fuentes financieras. La compra ya ha recibido el visto bueno de las autoridades de competencia, tanto de Brasil como de la UE, y al ser una opa voluntaria el proceso está siendo más rápido.

DIA 0,50 -1,26%

La grave situación de Dia, en causa de disolución por fondos propios negativos de 98,8 millones en la matriz, y la necesidad de que esto se solucione antes del 20 de mayo –dos meses desde la celebración de la junta– están siendo cruciales en la operativa de la CNMV. La ampliación de 500 millones garantizada por Letterone está condicionada a que triunfe su opa a 0,67 euros por acción y a un acuerdo con los bancos sobre la financiación del grupo.

El vigilante español de los mercados, sin descuidar que todo esté en regla en la documentación enviada por Letterone con el asesoramiento de Pérez-Llorca y de Goldman Sachs, está prestando especial atención a la urgencia requerida. Además, a diferencia de lo que ocurre en una oferta obligatoria, en la que el precio debe ser equitativo conforme a una diversidad de criterios, la CNMV no tiene nada que decir aquí sobre la contraprestación. Ya lo dirán los accionistas, puesto que el artículo al que se ha acogido Letterone para lanzar su opa exige que dueños de la mitad del capital al que se dirige den su aceptación. Y la propuesta es para el 71% del capital, de manera que su eficacia está condicionada a que vendan al menos accionistas con el 35,5%.

A diferencia de otras ofertas, como la de KKR por Telepizza, la lanzada sobre Dia no incluye ningún tipo de informe de valoración, que suele retrasar el proceso. Este es necesario si el comprador se propone excluir la compañía de Bolsa aunque no pueda ejercer el derecho de venta forzosa (squeeze-out) a los accionistas que no hayan acudido. El gestor de fondos de capital riesgo, que quiere saca a la cadena de pizzerías de Bolsa, anunció su opa el 21 de diciembre, solicitó la autorización un mes después y el proceso arrancó el 8 de febrero. Aún no ha sido aprobada.

Letterone hizo pública su intención de lanzar la opa sobre Dia el 5 de febrero, y el 8 de marzo la CNMV la admitió a trámite. El periodo para dar luz verde a una opa, que debe conceder el consejo del supervisor –no es suficiente con el comité ejecutivo–, desde que arranca su autorización es de 20 días hábiles, si bien este plazo se reinicia cada vez que se solicita cualquier información al oferente. En el caso de la opa de Fridman, la velocidad de la CNMV está siendo ejemplar; también está siendo extremadamente diligente Letterone, según fuentes conocedoras de la marcha de la operación.

El periodo de aceptación rondará los 20 días, si bien en un principio desde Letterone se explicó a los analistas en una reunión celebrada en Madrid el pasado 15 de febrero, que su intención era que fueran 15 días, el mínimo legal. Lo más probable ahora es que el plazo amplíe ante las dificultades para recabar el apoyo de dueños del 35,5%. Letterone, bajo la presión de 40.000 pequeños accionistas y de los hedge funds, cuenta con la opción de subir su oferta hasta cinco días antes de que termine el periodo de aceptación.

Reunión con la banca

El comité de representantes de los 12 bancos presentes en los créditos bancarios concedidos a Dia, formado por Santander, BBVA, Société Générale y Barclays, se reunió ayer con representantes de Leetterone. Sin ningún acuerdo todavía, la reunión continuará hoy. La devolución anticipada de Dia de una parte de los créditos por más de 900 millones de euros es la clave de las negociaciones.

Dueños del 6,9% se sumaron al 29% del inversor ruso en el apoyo a su plan

Triunfo mínimo. La victoria del primer accionista de Dia fue suficiente pero no con un margen amplio el miércoles pasado en la junta de accionistas del grupo de alimentación. Desde el minuto cero, Mijail Fridman, con el 29% del capital de la empresa, se convirtió en el ganador virtual, ante la incomparecencia de los otros accionistas. No solo Letterone, el fondo a través del que Fridman invierte en Dia, votó a favor de la ampliación de 500 millones condicionada al triunfo de la opa a 0,67 euros por acción, sino que dueños de un 6,9% también lo hicieron. En total, esta propuesta recibió el apoyo del 35,9%, según la documentación publicada por la empresa que aún pilota Borja de la Cierva. Es decir, accionistas con el 6,9%, además del 29% de Fridman, le dieron el visto bueno. La ampliación de 600 millones propuesta por el consejo recibió votos a favor por el 14%. Por su parte, Jaime García-Legaz fue reelegido con el voto casi unánime de todos los asistentes a la junta, los de Letterone incluidos. Recibió el “sí” de dueños del 52,2% del capital mientras que el otro consejero sometido a su eventual reelección, Miguel Ángel Iglesias Peinado recibió el apoyo de dueños del 18,35% del capital. Fridman y otro 4,38% votaron en contra.

Normas