Transporte

Cercanías de Madrid, referente de fiabilidad ante el ferrocarril de París, Londres, Roma y Berlín

El servicio reduce sus incidencias y mantiene la puntualidad en el 96% en puertas de un importante plan de obras

Cercanías de Madrid, referente de fiabilidad ante el ferrocarril de París, Londres, Roma y Berlín pulsa en la foto

El servicio de Cercanías de Madrid, que mueve el mayor volumen de pasajeros en tren de todo el país, ganó fiabilidad en 2018. El número de incidencias relevantes (las que superan los 100 minutos) bajó un 9,2%, hasta las 452, lo que supone 2.500 trenes afectados menos, reducir un 14% los retrasos y causar molestias a 800.000 viajeros menos que en 2017, bajando a cuatro millones de afectados.

Renfe gestionó 496.125 circulaciones el año pasado, de las que solo un 4,01% (17.491) se vieron vieron afectadas por retrasos superiores a los tres minutos.

Esta mejora en los indicativos de incidencias se produce de foma paralela al mantenimiento de la puntualidad en el entorno del 96%. Un ratio que baja desde el 98,6% de 2011, pero que distingue a las Cercanías de Madrid frente a sus comparables europeos: el RER parisino alcanza en hora punta un 85% de puntualidad y Trenitalia presta servicio en Roma y sus alrededores con un 91,9% de cumplimiento de los horarios fijados.

Las incidencias de más de 100 minutos causaron molestias a 800.000 viajeros menos que en 2017, bajando a cuatro millones de afectados.

En términos de puntualidad similares a los de Renfe opera la red de trenes de cercanías S-Bahn de Berlín, donde la media de sus 15 líneas estaba en el 95,4% en el segundo semestre. Y también es notable, por su envergadura, el 92% en las cercanías de Londres, cuya red es de 4.300 kilómetros y cuenta con 1.325 estaciones.

Cercanías de Madrid afronta ahora un hito de la máxima relevancia, que pondrá a prueba tanto al operador público como a la infraestructura e incluso a los pasajeros, como es el de los trabajos del plan de mejoras en la red convencional y en algunas de las grandes estaciones.

El motor de demanda

El tráfico en las 11 líneas madrileñas alcanzó los 256 millones de viajeros en 2018, lo que implica un alza del 6% y consolidar un récord histórico (el anterior estaba fijado en los 255,8 millones de 2006) que no se dio incluso durante los años de bonanza económica previos a la crisis. Esta nómina de usuarios representa un 54% sobre los 474 millones que Renfe movió entre todos sus núcleos de Cercanías y servicios de media distancia. De hecho, del incremento de 18 millones de pasajeros en estos servicios públicos en toda España, 15,3 millones corresponden a Cercanías de Madrid. Las Rodalíes de Barcelona, por su parte, alcanzaron 116 millones de viajeros, un 2,4% más (2,8 millones de usuarios por encima de la cifra de 2017).

El reto de atender esta creciente demanda, sumado a la carga de años que acarrea la flota, justifica el macropedido de material rodante de alta capacidad que Renfe tiene previsto lanzar hoy principalmente para los núcleos de Madrid y Barcelona.

En cuanto a las próximas actuaciones de Adif en Madrid, están previstas electrificaciones y duplicaciones de via, a lo que se suman reformas como la de los andenes y vías de Chamartín. Esta última actuación, con un plazo de ejecución de 50 meses, se ha confiado ya a Azvi y Vías.

 

Normas
Entra en El País para participar